La violencia mata al arte

Vanguardia

Los asesinan lentamente, los echan en una fosa o desaparecen, previa tortura, a sus hijos; tragedias como la del poeta Javier Sicilia son la punta del iceberg de la barbarie humana

Saltillo. En México hay un iceberg de sangre congelada. La punta la vemos hoy en la cara desencajada de Javier Sicilia (1956), poeta mexicano que perdió a su hijo. No de forma natural. Juan Francisco Sicilia, de 24 años, fue asfixiado, maniatado y, junto a otros seis cadáveres, abandonado en un auto el 28 de marzo en Cuernavaca, Morelos. Sicilia anunció, como consecuencia, que abandona la poesía. No puede más. “Estamos hasta la madre”, dijo a México. Dijo “por” México.

Es un padre como todos los que perdieron a sus hijos en una fiesta en Chihuahua, en una fiesta en Torreón, en las calles del país. Civiles mueren y las balas les desinflaron, de paso, la vida a los padres.

“(Sicilia) Enseguida se percató de que su dolor (…) es también el dolor anónimo de miles de padres mexicanos que no sólo tienen que llorar a sus hijos muertos, sino también velar por su honor y buscar una justicia improbable (el 98 por ciento de los delitos queda impune)”, escribió Pablo Ordaz en El País.

No todos son “narcos”. El daño colateral de la llamada guerra contra el narcotráfico, erigida por el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, ha puesto más ceros a las cifras de muerte en esta atmósfera bélica (más de 34 mil). El daño colateral lo viven muchos. Ahora le tocó a un artista. Y los artistas opinan y también por cuestionar, por hablar, por usar su palabra como balas a un blanco de injusticia, el daño les llega. Las palabras funcionan, lastimosamente, como bumerán.

“Si hablamos de matar, mis palabras matan”. Suena la samba brasileña, los tambores y la guitarra. Se mueven las piernas. La fiesta está candente. El canto es para Víctor Jara. “Víctor Jara no calla”, cantan los Fabulosos Cadillacs en su video “Matador”, canción en homenaje a quien fue torturado por su música y sus ideas, Jara, cuando la tragedia pintó de rojo a Chile en la transición, en 1973, de Salvador Allende a Augusto Pinochet.

Mueren por hablar

El cantante y dramaturgo chileno Víctor Jara, buscó matar con sus letras y su manifiesto injusticias. En México, Susana Chávez también construyó su arma, la confeccionó en una sola frase: “Ni una muerta más”. Poeta y activista de Ciudad Juárez, Chihuahua, contaba con 36 años y siguió al pie su lucha contra los asesinatos de mujeres en tal ciudad. Pero “fue violada, mutilada y asesinada el 11 de enero por tres personas”, escribe la prensa hace sólo unos días, recordando el hecho la nota titulada: “Huida o muerte, los destinos más probables para un activista en Ciudad Juárez”.

Sus colegas literarios, dolidos, colgaron “poemantas”. Los versos de López Velarde en Chihuahua contrastaban con las “narcomantas”, con mensajes de amenazas y de control. El arte, a pesar de todo, sigue respirando para darle algo de aliento a la vida. A quienes dispararon el arma de hablar y denunciar.

“¿Qué hemos creado como sociedad? Una generación que no tiene noción de lo que es el mal y que no tienen un porvenir; son catalogados como ‘ninis’, son desechables por todos, incluso como sicarios. Los jóvenes no quieren ser esclavos del salario mínimo, no les importa incursionar como sicarios porque no hay oportunidades para ellos, porque no las ha habido”, expresó Chávez alguna vez. Tenía razón. Uno de sus asesinos era un menor.

Hijos vueltos fantasmas

Otro poeta que vivió la tragedia de la muerte de sus hijos, fue el argentino Juan Gelman. Fueron secuestrados, en 1976, Nora Eva y Marcelo Ariel Gelman, de 19 y 20 años. También su nuera María Claudia García Iruretagoyena, de 19 años, embarazada. Esto dentro del contexto de la dictadura militar llamada Proceso de Reorganización Nacional (1976-1983), que divulgó terror en el estado, desapareciendo a 30 mil personas.

35 años después, el Equipo Argentino de Antropología Forense encontró a Marcelo en un río de San Fernando (Gran Buenos Aires). Estaba en un tambo de grasa lleno de cemento. Tenía un tiro en la nuca.

Justo hace unos días, la Corte Internacional de Derechos Humanos condenó a Uruguay por la desaparición de su nuera y la supresión de la identidad a su nieta en tiempos de dictadura.

Gelman halló a su nieta, en 2000, de nombre Andrea, quien decidió tener los apellidos de sus verdaderos padres. La vida le devolvió a ella el nombre María Macarena Gelman García. Justo hace unos días, Gelman anunció su nuevo poemario.

El canto los asfixia

Elis Regina fue una cantante brasileña. Los 60 y 70 la acogieron bien. Su “bossa nova” quedó en los oídos. Su cuerpo quedó muerto por una sobredisis de drogas, tranquilizantes y alcohol en 1982. Esta es una versión de su muerte, a los 36 años, de Regina, pues también se especuló que fue asesinada por la dictadura militar brasileña. Sus ideas eran de escozor para la misma, pues no dudó en criticarla por la represión que tuvo con músicos a través de persecución y exilios.

Fue obligada a cantar el himno nacional de Brasil en un espectáculo. La certidumbre de su muerte está pendiente. Como el eterno desconocimiento del paradero del cadáver del poeta español Federico García Lorca, asesinado por su homosexualismo. Ya no se buscará su cuerpo, se anunció el año pasado. Una fosa fue su destino. La fosa es invisible.

El espectáculo de sometimiento de Elis Regina fue en un estadio; el del chileno Víctor Jara fue también en un estadio que hoy lleva su nombre. Allí vivió la tortura. Allí le llegó la muerte. En medio del Golpe de Estado promovido por el general Augusto Pinochet contra el presidente Salvador Allende. 11 de septiembre de 1973. Llevaron al estadio a Jara detenido junto a profesores y alumnos de la Universidad Técnica del Estado. Le rompieron las manos con las que tocaba su guitarra. Lo tirotearon el 16 de ese mes. Luego de tres días hallaron su cadáver. La razón: militó en el Partido Comunista de Chile y cantó por la paz y el cambio.

Hoy “Matador” le cantan a Víctor Jara, y le ponen un discurso a su cadáver: “Mis palabras son balas, balas de paz, balas de justicia”. Y sí, al Matador lo están buscando. Y también lo están matando.

En México, hoy la tragedia de la muerte masiva llega a personas en el arte y esto no los deja mudos. Sicilia propuso, en medio de su duelo (o amanera de duelo), reformas, un pacto con el narcotráfico; una legalización de drogas; un orden en el transporte y comercio de armas. “Estamos hasta la madre”. Era impensable que el dolor de Víctor Jara fuera tan cantado. Pero es una samba agridulce. Una cicatriz que la música le debe a su cuerpo. México espera su cicatriz. Ya se abre más la herida con este iceberg que, se espera, se derrita con el sol de “todas las muertes reportadas y ocultas que nos avergüenzan”. (Claudia Luna, poeta de Monclova, lo dijo).

Apoyo a Javier Sicilia, Saltillo protestará

Hoy se realizará la marcha nacional por la paz, en 15 ciudades de distintos estados, a través de manifestaciones y la ciudad de Saltillo también se une con una manifestación pacífica en solidaridad con Javier Sicilia, en la Plaza de Armas, a las 17:00 horas.

La invitación fue enviada a través de Facebook donde se cita al público a asistir. Se utiliza el lema “En Coahuila, si estamos juntos, ¡no nos tocan!” y se realiza, informa la promotora cultural saltillense Alejandra Peart, gracias a la asociación Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila. Participa también el Centro Cultural Casa Tiyahui.

Se leerá la carta escrita por Sicilia en un medio informativo donde expresa el hartazgo por la situación violenta en México por causa de la guerra contra el narcotráfico.

Se recitarán poemas a cargo de poetas como Claudia Luna y habrá música alentadora. Además, el historiador Carlos Manuel Valdés leerá un comunicado que enviará Javier Sicilia.

“No es partidista, es sólo para expresar que puede haber un cambio”, puntualiza Peart. Participan en marchas la Ciudad de México, Ciudad Juárez, Monterrey, Manzanillo, Guadalajara, Aguascalientes, San Luis Potosí, Guanajuato, Puebla, Xalapa, Mérida, Cancún y Torreón. Peart añade ciudades de cuatro países, entre ellos Estados Unidos, Argentina y Francia. Todas serán a la misma hora.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: