El “ya basta” debe dirigirse a criminales: Calderón

Proceso

Arturo Rodríguez García

MÉXICO, DF, 12 de abril (apro).- En un giro inesperado y luego de que el Estado Mayor (EMP) disuadiera una protesta de familiares de desaparecidos en Coahuila, el presidente Felipe Calderón llamó a los ciudadanos a dirigir un “ya basta” a los criminales y no al gobierno.

Calderón Hinojosa defendió así su política anticrimen, al declarar que los que delinquen, asesinan y secuestran son los enemigos de México, no los encargados de combatirlos. Y puso como ejemplo la tragedia de los hasta ahora 116 asesinados localizados en San Fernando, Tamaulipas, en los que un solo sicario, de 19 años, habría cometido 200 homicidios.

El presidente calificó las críticas en su contra como ataques políticos que aprovechan la necesidad de seguridad de la ciudadanía.

Durante una comida con miembros de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios Turísticos (Canaco-Servitur), en Torreón, Coahuila, donde los oradores que lo precedieron hicieron recurrentes alusiones a la violencia e inseguridad de la comarca lagunera, el Ejecutivo federal aprovechó para revelar detalles sobre los hasta ahora 116 cuerpos localizados en narcofosas de San Fernando.

Erigido en juez, Calderón calificó a 15 detenidos por su presunta vinculación con los asesinatos de San Fernando como “delincuentes inescrupulosos”, cuya captura fue posible por el trabajo conjunto del Ejército, la Marina y la Policía Federal (PF). “Y vamos por todos”, advirtió.

Inclusive, llamó a la reflexión al proporcionar detalles sobre uno de los detenidos para ilustrar lo que considera “descomposición del tejido social”:

“Pero sí les pongo algo que hace reflexionar: uno de ellos, que tiene 19 años de edad, llegó a declarar que él ha asesinado a más de 200 personas”, dijo el presidente.

 

Calderón y la crítica

 

En su mensaje, Calderón también hizo un exhorto a no aprovechar la lucha contra el crimen para hacer ataques políticos.

“No debe escudarse, precisamente, en el deseo político de atacar a una u otra instancia de gobierno o al gobierno federal, o a las Fuerzas Armadas, el propósito político de atacarlas, con el deseo de la sociedad de tener seguridad y de tener paz”, advirtió.

La postura de Calderón se da luego de que un grupo de caricaturistas elaboraran cartones con esa expresión hace varios meses y, en especial, luego de las marchas y reclamos ciudadanos convocados por el poeta y colaborador de Proceso, Javier Sicilia, la semana pasada, tras el asesinato de su hijo Juan Francisco, que lo han llamado a un cambio de estrategia que lleve a la contención de la violencia, la cual ya supera las 35 mil víctimas desde que inició este sexenio.

La semana pasada, el jueves 7 de abril, Calderón dijo en Cancún, Quintana Roo, que estaba abierto a la crítica, pero que reforzaría su combate a la delincuencia y al narcotráfico.

Un día después, en Acapulco, Guerrero, el Ejecutivo federal advirtió que los soldados y marinos no regresarían a los cuarteles hasta que haya policías confiables, lo anterior luego de que un equipo de las Naciones Unidas (ONU) llamara a retirar a las Fuerzas Armadas del combate al crimen organizado.

Justo hoy, cuando en Cuernavaca, Morelos, se inició la colocación de placas con el nombre y las fechas de vida y muerte de los caídos en “la guerra” de Calderón, éste decidió revertir el reclamo ciudadano.

En su discurso, Jorge Dávila Flores, dirigente nacional de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios Turísticos (Canaco-Servitur), cuya delegación Torreón fue esta tarde anfitriona del Ejecutivo federal, el líder empresarial expuso que “no debemos confundirnos”, y a los que debe dirigirse el “¡Ya basta!” es a los delincuentes.

De ahí que Calderón retomara la idea para hacer su propio llamado.

“El condenar a quien debe condenarse. El hacer o el decir un ya basta a los criminales. Porque no podemos confundirnos, amigas y amigos. Los que asesinan son ellos, son los criminales. Los que matan jóvenes inocentes son los criminales. Los que secuestran y asesinan migrantes, son los criminales. Los que tienen asoladas grandes partes de nuestra sociedad o de nuestro territorio es la delincuencia”, dijo Calderón.

Continuó:

“Lo que está afectando a las familias mexicanas es la delincuencia, organizada o no, grande o pequeña, desde el que roba la bolsa a una señora, hasta el que secuestra a un empresario o al que mata un migrante.

“Son delincuentes. Son criminales. Son enemigos de México. A ellos hay que frenarlos. A ellos hay que condenarlos. Hacia ellos debe ir un ya basta colectivo y nacional. Ya basta a los criminales. Y en eso estamos empeñados todos, estoy seguro, sociedad y gobierno”.

 

En La Laguna

 

A Felipe Calderón no le ha ido bien en sus visitas a Torreón, antiguo bastión panista. Por ejemplo, en 2009, al acudir a la inauguración del Territorio Santos Modelo, estadio y complejo de entretenimiento que alberga al equipo de futbol local, su presencia motivó una prolongada rechifla.

A cuatro años de que se desatara la violencia en la región lagunera, cuya comunidad empresarial ha hecho múltiples llamados sin respuesta pidiendo policías federales y soldados, el presidente se reunió esta tarde con ese sector.

En ese marco, un grupo de 20 familiares de desaparecidos buscaron protestar frente a Calderón en el exterior del hotel Crown Plaza, y exigir investigaciones por la desatención de sus casos, pero los inconformes fueron obstruidos por el EMP.

Los guardias presidenciales colocaron dos tráileres para obstruirles el paso y la visibilidad.

El propósito de los manifestantes, miembros de Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos y Desaparecidas de Coahuila (Fundec), era entregarle una carta a Calderón para denunciar la omisión e indiferencia de autoridades locales y federales en relación con las denuncias por alrededor de 150 desapariciones en la entidad.

“Vivos se los llevaron, vivos los queremos”, gritaban mientras exhibían mantas donde exigían: “Da la cara, Calderón”.

La visita presidencial a Torreón se da en un contexto de violencia y precisamente, de uso político del tema, pues su compadre, el senador con licencia Guillermo Anaya Llamas, actual candidato de una alianza PAN-PRD, hace referencias constantes al clima de inseguridad.

Inclusive, la alianza partidista se denomina “Coalición por un Coahuila Libre y Seguro”.

En su discurso ante la comunidad empresarial, Calderón Hinojosa hizo un recuento de acciones que su gobierno ha realizado en la entidad, donde entre otras cosas, aseguró, está a punto de alcanzarse la cobertura universal de salud, gracias a su obra de gobierno.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: