500 laguneros vencen el miedo y exigen paz

Milenio.com

Aunque la expectativa de participación era de 150 personas, la meta fue superada por mucho y 500 laguneros marchan por la paz en Torreón. Los asistentes, vestidos en color blanco, se manifiestan en favor de otra sensibilidad del gobierno, para que no haya más sangre.

Torreón, Coahuila.-Llegó la hora, la esperanza está frente a todos, el miedo se había ocultado entre la sombra esperando poder salir, sin embargo, el hartazgo de la ciudadanía se impuso y logró convocar a alrededor de 500 personas frente a la Alameda Zaragoza. En su mayoría, todos vestidos en color blanco, decidieron unirse al grito de auxilio de Javier Sicilia.

La procesión, convocada por el escritor Javier Sicilia, lleva por nombre Marcha por la Paz con Dignidad y Justicia; para que junto con otras sedes en el país, pudieran unirse a este reclamo de tranquilidad y de respuestas.

El reloj marcaba las 17:39 horas cuando la voz de Miguel Valdés, integrante de esta agrupación, pidió que formaran una solo fila para avanzar por la avenida Juárez.

En silencio, todos los ahí presentes comenzaron con la marcha. Integrantes de Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos, Jóvenes por un Mundo Unido, empresarios, escritores, artistas, estudiantes y público en general avanzaron poco a poco hasta llegar a la Plaza de Armas. En ocasiones, los gritos desesperados se escucharon en el abismo, sin embargo, tal como se había propuesto, el silencio reinó durante el recorrido.

Banderas blancas, la alusiva a la comunidad gay y la de la paz ondeaban sobre las cabezas de los marchantes. Adhesivos con la leyenda “Estamos hasta la Madre”, fueron entregadas a todos los que decidieron unirse al encuentro. Volantes que contenían las palabras “Paz con justicia y dignidad”, fueron repartidas entre las personas que por curiosidad se asomaron en el camino de esta protesta.

Entre los artículos que llamaron la atención fueron una bandera de México que con pintura roja manchaba al lábaro patrio, una cabeza de un maniquí del género femenino el cual fue maquillado para hacerlo parecer golpeado. Era así como la ciudadanía reflejaba sus pensamientos, llenos de dolor y de hartazgo ante la matanza de niños, adolescentes, mujeres, de la población en general.

Fue cerca de las 18:05 horas que los caminantes llegaron a la Plaza de Armas, a la que se le dio la vuelta completa para terminar justo frente al andador de la calle Cepeda enfrente del Museo Arocena. Fue ahí donde Valdés, tomó la palabra para dar paso a la voz de diversas personas que pidieron esperanza y acción por parte de toda la sociedad.

Sin decir los nombres de los participantes, se logró otorgar la palabra a cinco personas, cada una de ellas expresó su sentir. La primera, fue la líder de la agrupación Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos, misma que clamó que si “vivos se los llevaron, vivos los queremos”. Al pronunciar esta última palabra, las lágrimas de algunas personas que atendieron al discurso, hicieron eco en sus mejillas demostrando que ellos también “están hasta la madre”.

El momento cumbre de estas charlas que se tuvieron al término de la caminata fue el nombramiento de los desaparecidos que podían verse en las mantas de los familiares, a lo que todos en unísono respondieron “queremos verlo”. La fuerza de las voces resonó en cada rincón de esta calle y fue así que acordaron que “juntos vamos a hacer que nuestros hijos regresen”.

Una persona de Matamoros, otra de Gómez y una más de Torreón, también hicieron uso de la palabra, cada uno de ellos, podía escucharse el dejo de la melancolía al saber que tantas personas inocentes han perdido la vida en una “guerra que no es de nuestros hijos”, afirmaron todos.

A su vez se anunció que el día 29 de junio en el Teatro Nazas habrá de realizarse el encuentro “Artistas por la paz”, en donde a través de presentaciones musicales, de baile y de artes plásticas, se unirán a estas acciones para construir el camino hacia la paz.

Fue en punto de las 19:03 Hrs., que Valdés dio por terminada la marcha. Quienes así lo decidieron, se quedaron un poco más a escuchar las palabras que fueron tomadas del discurso que ofreció Sicilia al término de su marcha.

El miedo fue vencido, la paz fue aclamada y la esperanza acercó a los laguneros, en donde se esperaba que asistieran por lo menos 150 personas y por mucho se superó la expectativa, de tal manera que quedó demostrado todos están en búsqueda de la paz.

Los asistentes, vestidos en color blanco, se manifestaron en favor de otra sensibilidad del gobierno, para que no haya más sangre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: