Caravana día 5. La fuerza de la presencia y el consuelo. Desde Torreón mil 600 km hacia el Pacto Nacional

cencos

Cencos

Chihuahua, 9 de junio de 2011 (Cencos).- En monterrey la Caravana tomó la Procuraduría consiguiendo sentar en la mesa de negociación al Estado y comprometerlo a avanzar en 9 casos de desapariciones forzadas en Nuevo León; sin embargo, ese mismo día asesinaron en Torreón a 13 personas en un centro de readaptación para alcohólicos y drogadictos y las autoridades en esa ciudad declararon que no había condiciones para garantizar la seguridad.

Así, el 8 de junio por la mañana la Caravana partió rumbo a Torreón para celebrar un acto en el Bosque Venustiano Carranza, a solo tres cuadras de la masacre. La llegada de la Caravana significó una “cubetada de agua fresca”, como dijo uno de los anfitriones, para los pocos (unas 500 personas aproximadamente) asistentes que rompieron con el miedo, se unieron a la Caravana y tomaron la palabra.

Desde el inicio del acto por todas partes grupos de personas sostenían lonas, mantas y pancartas con los nombres de sus víctima, sus asesinadas y asesinados, sus hijos, hermanos o padres desaparecidos y como en los otros actos, se les invitó a subir para expone sus casos, sumándose a las historias de los familiares de víctimas en Caravana.

“Vengo para que me vean y sepan que han asesinado a 6 de mi familia y de ninguno hay detenidos –comenzó diciendo Olga Reyes-, mi hermana Josefina siempre se dedicó a defender los derechos humanos igual que Marisela Escobedo y Susana Chávez…” pero para el gobierno, dijo “están poniendo etiquetas a nuestros muertos: si son mujeres, eran prostitutas; si son hombre eran narcotraficantes; y si son niños; estaban en el lugar equivocado … todos ellos eran seres humanos y merecían vivir”.

El padre de Pablo Armendariz Vela, arraigado y torturado, dijo que a su parecer en el país y en “nuestra comarca, hay muertos de primera y de segunda clase” los de segunda explicó “son los muertos y desaparecidos desechables” sobre los cuales nadie hace nada; en cambio los de primera son crímenes en los que “buscan a cualquier persona en quien satisfaces sus perversos afanes de pseudo justicia, imputándole delitos a personas inocentes”, como es el caso de su hijo que fue secuestrado (detenido arbitrariamente) y obligado a autoinculparse del asesinato de un empresario.

También se oyó al padre de “Ajedrecista de Monterrey”, la voz de una madre que perdió a su hijo porque se negó ha asesinar a uno de sus amigos, un hombre que perdió a su hermano y a su sobrino en una balacera en una panadería; y una integrante de Familiares Unidos por los Desaparecidos en Coahuila, que nombró a los 21 casos con los que iniciaron.

Esas son las voces que se escuchan de quienes llevan luchas largas y solitarias o quienes no se atrevían a hablar y la Caravana les ha impulsado, porque como dijo Julián LeBarón, también en el Bosque Venustiano Carranza, la organización y las acciones de la caravana han hecho que “la guerra se vaya a dormir por al menos una noche”, explicando que donde la gente se organiza puede ser posible la paz con justicia y dignidad.

Tras el acto, los integrantes de la Caravana y los ciudadanos y organizaciones anfitrionas comieron en el mismo recinto y pasadas las seis de la tarde de nueva cuenta tomamos rumbo hacia Chihuahua. En el camino la Caravana se detuvo en cuatro ocasiones, primero al poco tiempo de salir de Gómez Palacios, Durango y más adelante, ya en tiempo de Chihuahua en Jiménez, Camargo y Delicias, donde en cada momento la gente se abalanzó en al camino al ver llegar la Caravana que esperaron durante horas solo para poder saludar, expresar su solidaridad o exponer algún caso, viendo a Javier Sicilia como ese hombre que esta dejando hablar a los que han sufrido lo mismo que el, lo mismo que nuestro país entero.

El arribo a la capital fue a la una de la madrugada y a pesar del gran retrazo con que avanzan los 13 camiones y una treintena de automóviles que se han ido sumando, y la plaza del Ángel lució espectacular, con la columnata iluminada y al pie de ésta, dos vallas de ciudadanos y ciudadanas que se extendió hasta la avenida para servir de ribera a los viajeros que al paso eran aplaudidos.

La recepción ambientada con mariachis fue rápida y de una pasión desbordarte. Javier Sicilia dijo que al escuchar el apoyo de los chihuahuences se comprueba el porque esta Caravana es llamada del Consuelo “espero que nuestra llegada también los consuele a ustedes como hacen con nosotros”.

El orador que presidió el acto recordó que Chihuahua esta resistiendo la violencia desde hace 3 años y recordó los tiempos de la Revolución en que el estado fue una llama prendida cuando todo parecía haber muerto. “Ni u muerto más, ni una muerta más” se gritó en consignas, “uno de cada 3 muertos son de aquí” dijo el orador.

Para este jueves 9 las y los integrantes de la caravana asistirán junto con la sociedad chihuahuence a las puertas del palacio de gobierno donde Marisela Escobedo protestaba porque en juicio exculparon al asesino de su hija; durante su acampada, fue asesinada. Más tarde la Caravana partirá a Ciudad Juárez donde el 10 de junio se firmará el Pacto Nacional ciudadano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: