Familiares de desaparecidos en Coahuila salen con las manos vacías de la Segob

Proceso

Arturo Rodríguez García |29 de julio de 2011

MÉXICO, D.F. (apro).- El diálogo celebrado entre los familiares de desaparecidos de Coahuila y funcionarios del gobierno federal, concluyó sin acuerdos concretos tras cuatro horas de pláticas en la Secretaría de Gobernación.

Dicha reunión, pactada desde la celebración del Diálogo de Chapultepec entre el presidente Felipe Calderón y el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, hace un mes, fue programada para las 13:00 horas y sería encabezada por el secretario de Gobernación, José Francisco Blake Mora, así como por la titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Marisela Morales Ibáñez, pero esta última canceló su asistencia.

Así, ante Blake Mora, el subsecretario de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos, Felipe Zamora Castro; la subprocuradora Patricia Bugarín, el organismo Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos y Desaparecidas en Coahuila (Fuundec), presentó una serie de casos e insistió en siete planteamientos que pretendía concretar hoy.

Las propuestas de Fuundec consistían en conseguir un modelo de atención integral para cada caso, mediante la aplicación de un programa emergente de búsqueda en vida de los desaparecidos, pues sostuvieron que hasta el momento ésta se hace en fosas clandestinas, sin mayor indagación.

Además, se pedía integrar un censo de todos los reportes para su investigación; que la PGR atraiga todos los casos; la creación de una Subprocuraduría Especial de Desaparecidos, con el fin de que no se repitan los mismos errores, y que el titular de la fiscalía en comento contara con el aval de la sociedad.

También plantearon crear un protocolo de investigación, homologado para todo el país; un programa federal de atención a familiares de personas desaparecidas y que se acepten las propuestas del grupo de trabajo de Naciones Unidades para personas desaparecidas.

Al término de la reunión, Jorge Verástegui y Yolanda Morales, familiares de desaparecidos e integrantes de Fuundec, lamentaron la ausencia de la procuradora general, así como el fracaso en la petición de que la PGR atrajera las respectivas indagatorias.

De acuerdo con Verástegui, sólo pudieron avanzar en la integración de las fichas -aunque no quedó como un acuerdo concreto- y en la recepción, por parte de la PGR, de 25 nuevos casos. Sin embargo, Yolanda Morales sostuvo que percibieron de parte del gobierno voluntad política para avanzar en las demandas.

Posteriormente, el subsecretario Zamora Castro contradijo a los integrantes de la Fuundec, al expresar que habían logrado avances en cinco de los siete puntos.

Zamora aseguró que uno de los puntos en los que no pudieron llegar a acuerdos fue el relativo a la atracción de los casos, pues, dijo, cada uno merece una atención especial.

Cuestionado sobre las expresiones del secretario de Marina, Francisco Saynez, el funcionario declinó comentar y sólo expuso que el gobierno federal tenía la mejor disposición para trabajar con organismos ciudadanos.

Aseguró que analizarán las conclusiones de la Organización de Naciones Unidas sobre desaparecidos y sostuvo que seguirán trabajando en las demandas de la Fuundec.

Marchan por desaparecidos

Previo al encuentro, se realizó una marcha con unas 150 personas, familiares de 120 desaparecidos en Coahuila, donde las desapariciones forzadas se recrudecieron a partir de 2007, año en que la “guerra” de Felipe Calderón contra el narco desbordó la violencia en el país.

Al frente de la marcha, la activista Blanca Martínez, quien coordina los trabajos de Fuundec, caminaba junto a otros activistas que participan también en el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, surgido en torno al poeta Javier Sicilia.

Desde las 11:00 horas el contingente se reunió en el exterior del Centro de Derechos Humanos Agustín Pro Juárez, ubicado en la calle de Serapio Rendón, de la colonia Tabacalera de esta ciudad, de donde partieron en marcha rumbo al edificio central de la Secretaría de Gobernación, ubicado en Bucareli.

Durante la marcha, las familias exhibieron pancartas con imágenes de los desaparecidos y exigencias de justicia, entre otras, la utilizada por las familias de desaparecidos durante la “guerra sucia”: “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”.

Al frente de la marcha, se podía leer en una lona: “El ignorado pueblo de Coahuila… marcha de familiares de desaparecidos”; y otras que hacían alusión “al Coahuila de los Moreira”, pues fue durante la administración del actual presidente nacional del PRI, cuando se registró la mayoría de las desapariciones.

A las 12:30 horas, el contingente llegó a Gobernación. Ahí se sumó el obispo Raúl Vera López, quien ingresó también a la reunión, iniciada minutos después de las 13:00 horas.

Previo a la intervención de las familias, el obispo de Saltillo, José Raúl Vera López, afirmó que la peor calamidad que vive el país es la falta de acceso y la negación constante a la exigencia de justicia.

Durante su intervención, Vera López reprobó una vez más la “guerra” de Felipe Calderón contra el narco: “Esta es una guerra que no persigue y no detiene a quienes siguen haciendo negocios y lavando riquezas, en la que quedan atrapadas las víctimas de desaparición forzada”.

El prelado llamó la atención del gobierno ante la negligencia con que se conducen los funcionarios de las diferentes instancias gubernamentales para atender los casos no resueltos de desaparición forzada.

“Las personas aquí presentes (familiares de desaparecidos) tienen derecho a la vida, a la seguridad, a la paz, al desarrollo, a la verdad y a la justicia”, espetó el obispo a Blake Mora, quien se limitaba a hacer apuntes sin ver a su interlocutor.

En el encuentro, Blake Mora no ofreció una agenda concreta a las familias, aunque sí responsabilizó a las autoridades locales por su falta de respuesta, e inclusive, afirmó que él ha dedicado mucho tiempo a que “las autoridades locales se muevan”.

Durante el diálogo surgieron denuncias concretas contra funcionarios locales. Jorge Verástegui aseguró que hasta mucho después de que Fuundec denunciara los 185 casos que ha acumulado, la Fiscalía General de Coahuila, negaba las desapariciones. Recientemente, dicha dependencia reconoció 235 desapariciones en la entidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: