Emilio Alvarez Icaza: Torreón es de las ciudades más inseguras del país

Escrito por EMILIO ÁLVAREZ ICAZA
EL MAÑANERO

82 Víctor Trujillo (VT): Ahora si, como dicen “el buche se llenó de piedritas” ¿verdad? Emilio Alvaez Icaza (EAI): “Algo huele mal en Coahuila”. Creo que lo que vimos en el estadio no es más que una tímida representación de una realidad profundamente dolorosa. Coahuila está viviendo, como otras zonas del país, un contexto de extraordinaria violencia, y lamentablemente lo del estadio es sólo una expresión de lo que está convirtiéndose en un contexto de ausencia de autoridad y protección. Y no lo digo sólo por el estadio, Torreón es la quinta ciudad más insegura, si lo medimos por número de homicidios. Es Ciudad Juárez, es Tijuana, Nogales, Chihuahua y Torreón. Y lo que vimos el sábado en el estadio es ya el desbordamiento de una serie de expresiones de no protección a la gente en la Comarca. Cuando la caravana Por la Paz con Justicia y Dignidad pasó hacia el norte, pasamos dos veces por Torreón: A la ida rumbo a Monterrey y de regreso rumbo a Juárez. El día que pasamos rumbo a Monterrey mataron a 11 jóvenes en un centro de salud y sobrevivieron dos; cuando regresamos entraron al hospital y remataron a los dos. Ese día hubo tres balaceras. La gente, a través de mensajes por celulares, evaden las zonas de tiroteos, eso no es un fenómeno de ahora. El problema ha ido escalando. Lo que ha pasado en Torreón es un fenómeno de no control a la delincuencia. Y ha habido expresiones extraordinariamente dramáticas, por ejemplo, cuando los internos del reclusorio les dan permiso para salir a matar y los vuelven a meter, eso coincidió con la boda del gobernador. Hay una expresión ciudadana: Laguneros por la paz, cuyo objetivo es reunir a la gente para platicar, sólo para platicar, porque la gente tiene mucho miedo en Torreón. Se están afectando los comercios, la vida cotidiana, la gente no sale a restaurantes. Las actividades empresariales y el entretenimiento en casa están en gran auge porque la gente tiene mucho miedo. VT: Pero llevan años. Yo me acuerdo de la Comarca, de Torreón antes del 2000 y era una región boyante como ninguna, con la maquila y todo eso. EAI: Lo que sorprende es que los enfrentamientos son con las fuerzas federales. con las fuerzas locales no pasa. Este caso de la municipal parecería más excepción. ¿Sabes qué está pasando en Coahuila? Que la dinámica de violencia se ha instalado y el fenómeno de no contención de la violencia, eso tiene que ver con una autoridad que ha cedido en términos de desempeño y en una entidad que ha tenido un incremento de riqueza o de deuda pública como ningún otro. La deuda de Coahuila creció cien veces en los últimos seis años, tiene la mayor deuda per cápita por habitante en el país. Cada persona debe casi 12 mil pesos; en 20 años, el estado podría rebasar la deuda del Distrito Federal, que es la más grande, y el Distrito Federal tiene casi tres y media veces la población de Coahuila. El fenómeno es de enorme contraste: Es una entidad que ha tenido más riqueza que nunca. ¿Qué han hecho con esos recursos? Ahora este endeudamiento les va a trastornar la vida absolutamente. Pero además hechos como los del estadio disparan la percepción de inseguridad por las nubes, porque el fenómeno de la amenaza es real. Ya se confirmó que hubo impactos en el estadio y la respuesta de la gente en Torreón extraordinariamente civilizada, porque pudo haber sido una tragedia. VT: Y el bendito estadio nuevo. EAI: Que salvó la cosa ¿eh? Es de subrayar la capacidad de poder responder de la gente en un contexto como el que se vivió. VT: Qué bueno que los que construyeron el estadio fueron a indagar que no puede haber en un estadio, que es lo que causa tragedias en las partes de Europa y en Sudamérica, y aterrizaron la experiencia, porque la gente pudo salir a algún lado a correr. EAI: Las cámaras empresariales ya están generando primeras señales de boicot impuestos por la inseguridad. ya habían dicho, hubo afectaciones a familiares de las empresas lecheras. Se fabrican culpables. Parece que no hubiese autoridad. VT: La foto que tenemos en la República Mexicana, donde se juntan la mala administración, la sospecha ciudadana sobre los fondos que se manejan en el estado, pareciera que no hay autoridad. EAI: Y hay esfuerzos muy valiosos de la gente intentando recomponer el tejido social. Otra de las cosas que alarma es el fenómeno de las desapariciones. VT: Gente de la prensa… EAI: Hemos hecho evaluaciones. Hay un fenómeno de agresión a periodistas. Ya hay un frente que trabaja contra los desaparecidos en Coahuila y fenómenos de extraordinaria alarma. Hay fenómenos que se dejaron pasar y no hay sanciones. El mensaje institucional es de una enorme impunidad. El hecho de las desapariciones es de los más graves en el país. El fenómeno de la no denuncia tiene que ver porque la gente tiene mucho miedo. 738 segunda EAI: Fíjate Brozo, acaba de haber elecciones en Coahuila, eventualmente con uno de los resultados electorales supuestamente más altos, al final del día la situación fue muy significativa, ¿por qué?, porque al final de cuentas la abstención en Coahuila fue del orden de dos terceras partes del padrón. Este es más o menos del fenómeno, en los procesos electorales no están dialogando con la realidad y ahí hay una primera debilidad. El segundo fenómeno tiene que ver, cuando uno ve que este tipo de mensajes también se pregunta, ¿y dónde está el gobernador? Porque el primero que tenía que haber salido era el gobernador, no creo que el primero que tenía que salir era el Gobierno Federal. Me parece que la pregunta es, ¿dónde está el gobernador? ¿Dónde está el presidente municipal? Me parece que parte de esta dinámica de comunicación es el fenómeno que estamos viviendo, porque el 80 por ciento de los delitos o 90 por ciento son del fuero común y 10 por ciento Federal, sí, pero con estas estrategias de comunicación la percepción es que es de una enorme responsabilidad federal y la local no se ve. La pregunta es, ¿y dónde está el Gobierno de Coahuila? La tercera, nos dicen que no era un evento dirigido al estadio, ¡qué alivio!, no, gracias por avisarnos, porque si hubiera sido al estadio, y eso me hace ver que entonces la vulnerabilidad en la que se encuentra la población en Coahuila y en otros lugares del país es real, es decir, el estado no está teniendo la condición para garantizar el derecho a la seguridad. VT: Pero tú dijiste algo muy importante, no están combinando algunas cosas con las otras, entonces acuérdense ustedes la semana pasada la cuestión está en el que los gobernadores quieren más dinero, necesitan más dinero, o no, todavía no sabemos cómo lo hacen transparente, o dónde están las opacidades de los dineros pasados, pero quieren más dinero. Tú decías ahorita los responsables, ¿dónde está el gobernador? Por eso es que a mí no me funciona esta cuestión de que estemos siguiendo como si fuera…, hay qué bueno que no era el ataque contra la gente del estadio. ¿No, no, a ver no tiene la inteligencia este país, conocimiento de los gobernadores, presidentes municipales, procuradores estatales que tengan nexos con el crimen organizado? EAI: Hombre, y el debate tiene que ver justamente como garantizamos la seguridad porque se ha venido descomponiendo y, por supuesto, que por la dinámica de Coahuila uno voltea a ver a los hermanos Moreira, en términos de lo que está garantizándose como modelo de gobierno. O sea, no es un problema de dinero porque han tenido, y las instituciones que tenían que haber garantizado la seguridad de la gente, francamente entonces sí se presentó un debate, un dilema de política pública. VT: Claro, porque además tenemos que partir de las premisas correctas, estaríamos pensando en las autoridades buscando el bienestar de la gente, desde la presidencia municipal, desde la gubernatura, desde el Gobierno Federal para que la gente aprenda, para que la gente coma, para que la gente no peligre. MR: Y nuevamente los cuestionamientos y la presencia o no del Ejército en estos lugares donde la inseguridad es terrible. Hace tres o cuatro meses, reforzaron con mil 600 militares más en Coahuila y se ha incrementado la violencia y el asesinato. EAI: Y el fenómeno me parece que también va a venir un contexto de diálogo con el proceso electoral, el 7 de octubre inicia el año electoral, y ahí hay tres temas que me parecen graves: el primero, el sistema de delitos electorales que tenemos es absolutamente insuficiente para la realidad que vivimos. Los delitos electorales que se tienen tipificados responden al trauma de 1988, el Estado mexicano tiene muy pocas condiciones legales para enfrentar los riesgos que vienen del proceso electoral. Si queremos evitar contagios, respecto a la dinámica de inseguridad, la narcoviolencia, la narcopolítica, hay que cambiar la normativa en materia de la protección del sistema político-electoral, los dineros, las influencias. Segundo, este tipo de señales cambian de nivel en el entendimiento de la seguridad porque nos disparan la percepción y entonces se necesitan aparatos de inteligencia y de seguridad muchísimo más eficaces. Y tercero, hay que asumir con toda claridad que la agenda local se va a convertir en lo que marca el ritmo de la federal porque lo que está pasando en este tipo de hechos van a dialogar con esa realidad. VT: Pues sí, pero si de desde el principio nada más, olvidate tú de los operativos y el andamiaje del plan general de la lucha contra la inseguridad, la comunicación es pésima, o sea, imagínate nada más los nervios de que la clase política no se dé cuenta de este tipo de cosas y sigan lucrando políticamente para ver quién se chinga el 2012. EAI: Las certezas de lo que sucedió y pasó en Torreón, las obtenemos del presidente del Club Santos, o sea, él es el que nos está dando la certezas: Miren las familias… fue el más serio, o sea, el presidente del Club Futbol Santos es el que nos está dando la tranquilidad. ¿Qué no hay gobierno en Coahuila? ¿No tenía qué haber salido el gobernador ayer? Y todo mundo, no pues sí, qué sensato, qué pertinente. Porque además en octubre hay un partido México Brasil en este estadio, entonces quiere dar la certeza. LDR: Hay un tema que se revisó y se aseguraba que no era tal, que hay vacíos de poder, hay zonas totalmente donde la autoridad ha sido totalmente rebasada, y esa es una realidad abrumadora, terrible. Pero el esquema para cambiar, hablas de toda una serie de necesidades que hay que cubrir, por supuesto, pero hay situaciones que son de tanta emergencia que tendría que actuarse de inmediato. EAI: Se acuerdan que hace un par de meses ya más de un año, hubo unas inundaciones en Monterrey, en Sabinas Coahuila, y ese tipo de lugares, tragedia, los testimonios es que la ayuda en Sabinas llegó primero por los narcos que por la ayuda oficial, y que se generó un contexto de legitimización de base social porque los narcos pudieron llegar primero a repartir aparatos, a repartir apoyos sociales, despensas, electrodomésticos y no la ayuda oficial. La ayuda oficial seguía discutiendo si era desastre nacional, si no era desastre nacional. B: Como pasó hace 30 y 40 años en los lugares olvidados en la sierra. EAI: Eso pasó en Sabinas, para ponerle sólo un ejemplo,. porque éste era más o menos vistoso, al lado de la tragedia en Monterrey, pero pequeñas localidades pasaron inadvertidas, entonces este fenómeno tiene que ver justamente con la disputa que existe con el enfrentamiento de control de territorio donde la gente sabe y dice, ¿y la autoridad? B: Bueno te voy a poner un ejemplo muy reciente, no voy a decir nombres ni regiones porque hay riesgo, pero así fue: una persona que ha estado pagando como en tantas partes la seguridad pues a los malos, verdad, para que no te chinguen. Entonces está pagando y de pronto le dijeron, después de pagar tanto, tanto en tantos meses, le dijeron: “Pues te vas a ir de vacaciones güey”. “¿Pero cuánto tiempo de vacaciones?”. “Para siempre, vete de vacaciones, nosotros nos vamos a quedar con tus negocios”. “No me chinguen, pero si yo te he estado pagando, pagando la protección”. “Pues así está la cosa, tú a tus hijitos, a tus hijitas, entonces yo creo que tienes mucho interés en que les vaya bien”. Entonces se van de vacaciones y entonces este hombre pues fue a buscar consejo o ayuda y llegó a una sección del Ejército, entonces pues él quería hablar con el mero mero de los malos para llegar a un arreglo, pues cómo va a dejar los negocios y se va a ir del país o se va a ir de ahí porque ya lo corrieron. Y entonces un general le ofrece a hacerle una cita con el mero mero, chingon de los malos, por dos millones de pesitos, se los da, tiene su junta con el mero chingón, y el chingón lo manda al carajo de una patada, y se acabó el asunto. “Oye, pero es que ,mira me dijo, tú me dijiste que con él”. “No, pues te dijo que no”. “¿Y mis dos millones?”. “Yo te arregle la cita”. EAI: Eran por la cita, no por el resultado. B: No lleva esto ni un mes de haber pasado. A ver si un general te hace la cita con el chingon de la mafia para ver si no te corren de tu ciudad, de tu negocio. Así las cosas, díganme ustedes por dónde le tiramos, ¿qué sigue? LDR: Ahora, el movimiento ciudadano que ustedes encabezan y que representa en buena medida muchas de las necesidades que tenemos en el país negocia, establece, se acerca con instituciones vigentes, porque ese es el procedimiento lógico para llegar a buenos resultados. ¿Sigue siendo representativas de lo que necesita este país para cambiar? ¿No estamos llegando a un momento en que se están rebasando esas posibilidades? Te lo digo porque se presenta lo de Torreón y por qué… lo de Morelia ayer en la plaza comercial, se han, el fin de semana. MR: La gente está verdaderamente asustada en Veracruz, de cómo se ha incrementado la violencia. B: ¿Cuántas veces dejó de salir la gente en Tijuana? LDR: ¿Nos da tiempo en el país, de esperar a que las soluciones den a través de las instituciones que están fallando? EAI: Yo creo que no, no podemos dejar de intentarlo porque el problema es que si dejamos de intentarlo, el proceso de descomposición se acelera. Yo estoy claro y absolutamente desesperado en términos de la respuesta institucional, de las instituciones, de la democracia, pero si no jugamos a fortalecerlas o a exigir que funcionen, entonces la descomposición es mayor, porque ni siquiera tienen presión, y desde el movimiento por la paz con justicia y dignidad esa ha sido la apuesta. No sólo empujemos por la política pública, sino la exigencia de la justicia y la exigencia da a entender que la seguridade un derecho, porque este tipo de realidades nos pone un dilema muy jodido: Es seguridad a cambio de derechos. ¡A tú quieres seguridad! Renuncia a tus derechos, si claro, pero en ese ánimo quién se atreve a decir algo en Torreón, quién dice algo. B: En ese ánimo tienes dos caminos muy fáciles: por un lado decir, o sea, deja a un lado tus derechos y te vamos a proteger, pase lo que pase, nada más sí renuncia a tus derechos y, por el otro lado, vamos a picarle la cola al pueblo, vamos a ver, que chingue a su madre todo, ya estamos hartos, no, ¿a ver qué hacen con toda esa ira? EAI: Ese es el tema VT: Esas son las dos grandes tentaciones, el camino más difícil: sí, la sociedad, sí, las instituciones. Cuando lleguemos al punto donde esté totalmente vencido ese asunto nos vamos a enterar, pero mientras tanto no podemos apostar a que pues que pasen los soldados a la casa porque yo no puedo decir ni madres, o yo no sé cuál de las turbas manejada por quién, me está matando un hijo. EAI: O tienes el dilema justamente de las dos realidades donde estás amenazado por la delincuencia y amenazado por la respuesta del Estado. Entonces el fenómeno de desaparecidos en Coahuila es de una dimensión extraordinaria y dices: “Carajo”, y entonces, o fenómenos donde la autoridad concerta con la delincuencia. VT: Entonces quedan las dos salidas fáciles: “Basta de derechos, vamos a los chingadazos, salga quien salga”, y la otra a decir: “Muera tal, muera tal, vengan todos que haya ríos de sangre”. No, ni madres no, todavía tenemos a esa rendija, y cuando agotemos la rendija de la sociedad y la institución nos vamos a dar cuenta que todo se acabó. LDR: Y por la urgencia de las soluciones. VT: Mañana o pasado o en dos semanas, es así de simple, se hace el esfuerzo por la ciudadanía, se hace el esfuerzo por la institución, no sale, espérate, agua mi niño, vamos… 689

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: