México, al banquillo

El TPP juzgará los crímenes de Tlatelolco, Aguas Blancas  y de la guerra contra el narco

Gerardo Moyano

La Corte que condenó los abusos de los Estados Unidos en Vietnam y de las dictaduras latinoamericanas en las décadas de 1960 y 1970, sesionará en nuestro país a partir de este mes. Su agenda incluye, además, daños ambientales, impunidad, tratamiento de información pública y desapariciones forzadas en Coahuila. Vera y Sicilia, garantes del Tribunal.

Los “daños colaterales” de la guerra contra el narcotráfico, declarada a inicios del sexenio del presidente Felipe Calderón, llaman la atención de organizaciones internacionales que abogan por el respeto y la defensa de los derechos humanos.

Organizaciones no gubernamentales (ONG) como Amnistía Internacional y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) han mostrado su preocupación por el aumento de los casos de desapariciones forzadas y las denuncias por detenciones arbitrarias, torturas y “fabricación” de culpables por parte de las fuerzas del orden, los cuales se han disparado en los últimos cinco años.

En ese contexto, el Tribunal Permanente de los Pueblos (TPP), sucesor de los tribunales Russell que juzgaron los crímenes de guerra cometidos en Vietnam y los abusos de los regímenes militares en América Latina en las décadas de 1960 y 1970, llevará a cabo siete sesiones en el país durante los próximos tres años. Entre los garantes del Tribunal figuran el obispo de Saltillo, Raúl Vera, y el líder del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, Javier Sicilia.

Sin embargo, el TPP no sólo juzgará lo ocurrido en años recientes, sino que se pronunciará sobre casos emblemáticos como la represión del movimiento estudiantil de 1968, la masacre de Aguas Blancas (cometida por la policía del estado de Guerrero en 1995) y la matanza de Acteal (llevada a cabo por paramilitares en la zona zapatista de Los Altos de Chiapas en 1997), así como los centenares de casos de desaparecidos que permanecen impunes y que han sido archivados por el Estado mexicano. Estos temas formarán parte de la primera audiencia del TPP en México.

Si bien las condenas del TPP son éticas y morales, podrían servir de apoyo para presentar los casos ante tribunales con peso jurídico, como la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

En las siguientes audiencias, según informó la Asamblea Nacional de Afectados Ambientales, realizada en Acapulco en junio pasado, el tribunal analizará los casos de abusos contra migrantes, los asesinatos y desapariciones de mujeres en Ciudad Juárez, la disolución del sindicato Luz y Fuerza del Centro, los cultivos transgénicos, los daños ambientales causados por empresas privadas y los conflictos en las empresas mineras, entre otros. La última sesión se enfocará en la “violencia informativa” que ejercen el gobierno y los medios de comunicación al ocultar o manipular la información pública.

Las desapariciones forzadas, la inseguridad minera y el abuso contra migrantes son temas que incumben a Coahuila, por lo que se espera que organizaciones como Familia Pasta de Conchos, el Centro de Derechos Humanos Fray Juan de Larios y Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila (Fundec) tengan un papel activo en la presentación de las problemáticas que no han sido resueltas por las autoridades de los diferentes niveles de gobierno.

No será la primera vez que el Tribunal Permanente de los Pueblos se pronuncie sobre un caso que afecta a Coahuila. En su reunión anual de 2010, realizada en Madrid, España, el TPP condenó la sobreexplotación del acuífero y los abusos contra los usuarios de la paramunicipal Aguas de Saltillo (Agsal), en un caso expuesto por la Asociación de Usuarios de Aguas de Saltillo (AUAS) (Espacio 4, 385). E4

¿Qué es el TTP?

El Tribunal Permanente de los Pueblos (TPP) es un organismo no gubernamental, del género de los “tribunales de opinión”. Bajo el nombre de Tribunal Russel juzgó los crímenes de lesa humanidad cometidos por Estados Unidos en la guerra de Vietnam. Sesionó por segunda vez entre 1974 y 1976 para enjuiciar a las dictaduras militares de América Latina. Al finalizar esta segunda sesión, quedaron constituidos varios organismos que asumieron la lucha por la defensa de los derechos de los pueblos. Entre ellos el TPP, que se constituyó formalmente en 1979, después de la muerte de su inspirador, el senador italiano Lelio Basso. La primera sesión deliberante se realizó en Bogotá, el 25 de abril de 1991.

El TPP está integrado por cerca de ciento treinta miembros de diferentes países que mantienen una reputación moral indiscutible, los cuales son nombrados por el Consejo de la Fundación Internacional Lelio Basso por el Derecho y la Liberación de los Pueblos.

El Tribunal también analiza y condena la actuación de empresas trasnacionales (ETNs) de Europa con operaciones en América Latina. Con ese propósito sesionó en Viena, Austria (2006), en Lima, Perú (2008) y en Madrid, España (2010). En esta última, condenó las actividades de Aguas de Barcelona (Agbar), socio de Aguas de Saltillo, al considerar que la multinacional sobreexplota los acuíferos en la capital de Coahuila, deteriora la calidad del agua e impacta sobre los derechos económicos, sociales y culturales de la población más pobre, por hacer inaccesible el servicio de abastecimiento de agua potable. E4

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: