Patria chica, HMV

Zocalo Saltillo

Contra todo pronóstico, y tal como ayer este Marques lo adelantó, el líder nacional del PRI, Humberto Moreira Valdés, llegó para dar la cara a su pueblo y desmentir a sus malquerientes que aseguraban ni se pararía en el VI Informe de Jorge Torres López.

Correoso como buen norteño, aguantará de todo en esta marejada política que se viene previa a la elección federal. Regresó a su patria chica, para dar la cara y respaldar lo dicho por quien lo suple en el cargo desde enero, Jorge Torres López.

Tumulto de gente que lo quería saludar y otro grupo de reporteros que asediaron al ex gobernador convirtieron la entrevista en toda una hazaña. Palabras más, palabras menos, dijo que a Coahuila llega porque hay gente que lo respalda, que lo ayuda a cicatrizar heridas. Aquí la gente sabe lo que se hizo, en qué se invirtió el dinero.

Del tamaño de la deuda es el tamaño del abandono en que el Gobierno federal tenía a Coahuila, de ahí que su fortaleza para soportar la embestida de oposición que se agudizará en pleno proceso electoral, y que la hará aguantar hasta el momento en que se decida a dejar el Comité Ejecutivo Nacional del PRI.

Una frase que llamó la atención fue cuando Moreira dijo que los carniceros de hoy serán las reses del mañana, al referirse a la ácida crítica que viene desde Los Pinos, donde se resisten a puntualizar sobre las muertes que la inseguridad acumula en México.

NO ANTES DE JULIO

“Vale la pena tanto golpe que me han dado, con tal de ver el crecimiento que tiene Coahuila”, fue parte de lo que se escuchó decir al profesor Moreira, que robó cámara en el VI Informe. “Ellos”, insistió Moreira al referirse a los panistas desde el Gobierno federal, “quisieran que estuviéramos ‘jodidos’”.

Seguridad a tope la que trae el líder nacional del PRI, que está plenamente seguro de que los grupos internos en el partido lo apoyan para seguir adelante en esta campaña en contra del líder nacional del tricolor. Enrique Peña Nieto y Manlio Fabio Beltrones ya manifestaron su respaldo frente a la guerra sucia que le pasa a Humberto Moreira.

En primera fila y flanqueado por los gobernadores que asistieron, Francisco Olvera, de Hidalgo y Rodrigo Medina, de Nuevo León –éste último por cierto, llegó manejando su vehículo al Teatro Fernando Soler desde el Aeropuerto Plan de Guadalupe– estuvo el profesor, a quien tuvieron que sacar por uno de los costados del recinto, ante la cantidad de personas que pretendían saludarlo.

ESCENA DE CRÍTICAS

Choque de trenes entre simpatizantes del PAN y del PRI, que con ánimos caldeados armaron los seguidores de Carlos Orta, que llegaron a las banquetas del Teatro de la Ciudad para protestar con mantas por el tema de la deuda.

Mario Dávila, Jorge Rosales, Zitamar Arellano, Miguel Ángel Weelook, Esther Quintana y Rodrigo Rivas llegaron sin afán de insultar a nadie, pero acabaron agredidos supuestamente por priistas, que arrebataron las mantas y reventaron un dirigible contratado por la Asociación Claridad y Participación Ciudadana, A.C. La acción fue reprobada tanto por la dirigencia estatal de Acción Nacional y del PRI, que en ambos casos emitieron comunicados reprobando lo ocurrido.

MEJOR NOS VAMOS…

Los que pagaron los platos rotos en la protesta en el Informe fueron los de la agrupación Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos, a quienes se les quisieron “colgar” los panistas afuera del Teatro de Saltillo.

Esther Quintana y Lorenzo Burciaga se acomodaron donde estaban manifestándose en forma pacífica y exhibiendo unas mantas los integrantes de FUNDEC, Diana Iris García y Eduardo Núñez Altamirano, junto con algunas madres de familia que exigen se aclare el tema de los desaparecidos en Coahuila.

Sin gritar improperios, ni hacer aspavientos, los del FUNDEC pidieron a panistas que respetaran su movimiento. Como ni la legisladora ni el panista Burciaga atendieron la petición de Eduardo Núñez, decidieron retirarse para evitar que su movimiento se contaminara con otros temas fuera de lo que demanda la FUNDEC, quienes, por cierto, esperan una audiencia con autoridades del Palacio Rosa para este fin de semana.

AUSENTES, MUCHOS

De 22 gobernadores que en Torreón estuvieron el año pasado en el V Informe de Humberto Moreira, este año sólo Francisco Olvera y Rodrigo Medina estuvieron en primera fila, compartiendo créditos con empresarios coahuilenses como Alonso Ancira, Salvador Chavarría y Antonio Gutiérrez, que fueron de los pocos con los que estrechó mano el líder nacional del PRI, Humberto Moreira, previo al VI Informe.

Notoria la ausencia del ex gobernador Enrique Martínez y Martínez, a quien los responsables de la logística del evento le tenían acaparado un lugar junto a Rogelio Montemayor Seguy, Eliseo Mendoza y Francisco José Madero.

RETO, LA SEGURIDAD

El tema de la deuda, ni el de la seguridad, quedaron de lado en el mensaje del gobernador Jorge Torres López. La demanda de aportaciones será impredecible para los que llegan a la administración para garantizar el aumento en la cantidad de policías que requiere la entidad.

No es únicamente contratar efectivos y capacitarlos en el manejo de armas, sino se requieren edificios, áreas de internamiento para los detenidos, etcétera. Torres allanó el camino a la administración entrante al resaltar que la captación de impuestos y ampliación de la base de contribuyentes será crucial para cumplir las metas en esta materia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: