Decepciona reunión con Procuradora

REDACCIÓN

NOTA PUBLICADA: 13/11/2011

Familiares de desaparecidos guanajuatenses están decepcionados de los nulos resultados de la reunión que sostuvieron con la procuradora general de la República Marisela Morales Ibáñez.

Juan López Villanueva, asesor jurídico de la asociación civil Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila (Funndec), quien sumó a esta reunión a 27 familias de este estado, informó que no hubo acuerdos positivos con la Procuradora, y consideró que las autoridades federales no investigan de forma adecuada las desapariciones.

“Tenemos la experiencia de que no se está llevando a cabo la investigación seria de ninguna de las personas desaparecidas, y esto pasa en todo el País, de los casos relevantes a pesar de que eran relevantes ninguno fue resuelto”, dijo Juan López, enlace de las familias de desaparecidos con la Secretaría de Gobernación y el Gobierno de la República.

En entrevista vía telefónica, el asesor jurídico de Funndec informó que en el caso de 26 desaparecidos de San Luis de la Paz las autoridades federales hallaron varios cuerpos, pero las autoridades argumentaron que eran extranjeros y que los enviaron a sus lugares de origen.

“Tenemos un caso muy grave del municipio de San Luis de la Paz, en Guanajuato; muy delicado, tenemos información de que hubo un operativo de rescate donde se aprecia material fotográfico donde aparecen numerosos desaparecidos de este grupo con la ropa y rasgos, pero la PGR dicen que son extranjeros y que fueron llevados a su lugar de origen, lo que deja una interrogante muy inquietante”, dijo.

La mañana del jueves la procuradora Marisela Morales se reunió con casi 300 personas, entre ellas 27 guanajuatenses que exigieron respuesta a los casos de sus familiares desaparecidos.

La reunión fue gestionada por Funndec, asociación de Coahuila que apoya a familias que sufre por la desaparición de sus seres queridos.

Esta asociación es una de las más grandes del País y a falta de organización en Guanajuato, las familias víctimas de esta entidad se han sumado en Coahuila.

López Villanueva explicó que luego de una serie de reuniones con Marisela Morales le demandaron siete puntos que consisten en el cambio de estrategia de investigación del Gobierno federal ante la privación ilegal de la libertad.

“No nos dio respuesta a los siete puntos que nosotros estamos demandando… Es una estrategia general en la que pedimos que se cambie la estructura de procuración de justicia, de investigación de las desapariciones”, dijo.

Algunas de sus demandas son: la búsqueda inmediata estructural, elaboración de un registro nacional de personas desaparecidas, implementación de una fiscalía especial para desaparecidos, atención y atracción federal de PGR e implementación de un programa nacional de atención a familia de las victimas para atender los asuntos de Infonavit y créditos bancarios.

“Si se asumen estos puntos empezarían a revertirse los saldos negativos que hay en cuanto a la procuración de justicia, pero la Procuradora no nos dio respuesta, se comprometió a darnos una respuesta en breve y estamos en pausa”, explicó.

Ve riesgo en Guanajuato

El asesor jurídico de la asociación civil Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila (Funndec), Juan López Villanueva, advirtió que la seguridad de los guanajuatenses está en riesgo.

Este riesgo consiste en dos sentidos, dijo: el primero es ser secuestrados, ya que el estado tiene un alto índice de migración, y el segundo es que ante la falta de eficiencia de las autoridades de justicia las familias son las que indagan y eso representa un peligro.

“Nadie está buscando a las personas desaparecidas, las únicas personas que las están buscando son los familiares y eso implica riesgos sobredimensionados… Guanajuato exporta trabajadores migratorios y están en un alto riesgo de sufrir desaparición”, dijo.

Por ahora las familias viven desanimadas por el trabajo de los gobiernos, sin embargo Villanueva aconseja a denunciar los hechos y exigir respuesta de las autoridades.

“Nadie nos ha podido decir por qué desaparecen, quiénes las desaparecen y qué hacen con ellas”.

La asociación, que atiende en Coahuila a 205 familias, espera la respuesta de la procuradora Marisela Morales para saber si habrá un cambio de estrategia.

‘Que me digan dónde está’

“Si está muerto por lo menos que me digan en dónde para irle a rezar”, lamentó Armando, a siete meses de la desaparición de su hijo Héctor.

“Desde que pasó lo de mi papá mi familia se ha desestabilizado, ha sido muy difícil salir adelante, nuestra mente da para mucho… quizá está muerto, pero es una desesperación no saberlo”, dijo Yadira, hija de un comerciante leonés del que nadie sabe nada desde 2005.

“Nosotros vemos que las investigaciones son lentas y queremos que nos devuelvan a todos nuestros familiares lo más pronto posible”, dijo José Luis Cordero Anguiano, familiar y amigo de ocho cazadores que desaparecieron hace casi un año.

Los tres sienten desánimo y desconfianza de las autoridades de Justicia, pues a pesar de que se han involucrado en investigaciones a fondo para dar con sus familiares y entregaron pistas no ven avances, mucho menos resultados.

Héctor, de 27 años, desapareció el 29 de abril. Estaba en su casa en la colonia Brisas del Carmen cuando llegó un amigo a buscarlo, salieron juntos y desde entonces nadie sabe de él.

“Desde que se desapareció a mi hijo a fecha la única respuesta es que se está investigando, yo les he dado datos, infinidad de pistas y no sabemos nada, tienen en sus manos elementos como para poder investigar y si no investigan es porque hay algo de por medio que no sabemos que sea”, dijo Armando.

La desesperación ha obligado a la familia del joven Héctor a buscar otras autoridades de más alto nivel y pretenden exponer el caso al presidente Felipe Calderón.

Ya hablaron con el procurador de Justicia Carlos Zamarripa Aguirre y con el de los Derechos Humanos Gustavo Rodríguez Junquera, pero no hay avances.

“Es una cosa que yo anteriormente veía en los periódicos, en la televisión. Yo veía gente que secuestraban, gente que mataban, gente que robaban y yo decía ‘pobre gente’, nunca pensé que me iba a tocar a mí, nunca pensé que nos iba a tocar a mí y a mi familia y nos cambio la vida por completo, en cada momento está uno pensando si estará mi hijo vivo, si estará muerto, ¿qué le hicieron?

“No sabemos cuáles pueden ser las causas del por qué se lo llevaron, la vida nos ha cambiado de la noche a la mañana, mi esposa está muy mal, anímicamente, mentalmente, físicamente”, dijo.

Sin noticias por seis años

La familia de José de Jesús también ha aportado importantes pistas.

El 24 de julio de 2005 José salió de su casa rumbo a un tianguis de autos para vender una camioneta; ese día desapareció.

Hace dos años apareció la camioneta en Puerto Vallarta y la familia comenzó a investigar.

El comprador del vehículo informo sobre las personas que se lo vendieron y estos datos se pusieron a disposición del Ministerio Público, pero no tuvieron trascendencia.

“El señor que le compró la camioneta nos dio el nombre y dirección de los que se las vendieron y es en Torreón, pasamos la información (a las autoridades de Guanajuato) y nos dijeron ‘sí, sí, sí’ y nunca hicieron nada y la camioneta sigue ahí”, explicó Yadira.

¿Y los restos?

El caso de José Luis Cordero también es de decepción, pues luego de dar con zonas zacatecanas donde encontraron restos humanos, las autoridades sólo han logrado encontrar los restos de uno de sus hermanos y de las siete personas restantes aún no se saben de ellas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: