Palabras de Blanca Martínez al TPP en Saltillo

PALABRAS DE BLANCA MARTÍNEZ, DIRECTORA DEL CENTRO DIOCESANO PARA LOS DERECHOS HUMANOS FRAY JUAN DE LARIOS A LA CARAVANA DE APOYO DEL TRIBUNAL PERMANENTE DE LOS PUEBLOS

Saltillo, Coahuila, 25 de mayo del 2012

La voz de nuestro pueblo se hace presente ante la impunidad, ante la simulación, ante la negación de los derechos que permanentemente estamos viviendo. La regresión en los derechos conquistados por nuestros pueblos vive la etapa más negra de la historia. Coahuila es una expresión de la crisis del sistema capitalista que vivimos actualmente, y una crisis que se enmarca y que se define por la muerte; la muerte invade nuestro territorio, los mineros mueren día a día por los siniestros que pueden evitarse; (también) por la corrupción de las autoridades y los empresarios que permiten que mueran porque a fin de cuenta hay mano de obra, a fin de cuenta hay quien necesita comer y necesita vivir. La muerte ha sembrado nuestro territorio; el noreste del país es una gran fosa abierta; los ríos se están llenando de sangre; los miles de desaparecidos invaden nuestro territorio; estamos en una situación que nunca habíamos vivido, pero que se entiende en la lógica de esta crisis del sistema. El dato de ingobernabilidad y la supremacía del poder que se ejerce vía la fuerza es lo que vivimos.

Nos da mucho gusto poder encontrarnos en esta caminada porque, ante la crisis de ingobernabilidad, ante la incapacidad de los gobierno estatales y federales para garantizar los derechos, los pueblos nos ponemos en marcha; y nos ponemos a caminar; y nos ponemos en el lugar que nos corresponde. Nosotros vamos a juzgar, como dice el lema del Tribunal, el pueblo de México va a juzgar al Estado Mexicano, estamos juzgando al Estado Mexicano.

Para nosotros en esta situación de oscuridad que vivimos, donde los enfrentamientos son cotidianos, donde la muerte asola todas nuestras casas, aún así nos atrevemos a levantarnos, y nos atrevemos con las dignas madres de desaparecidos a alzar la voz, y nos atrevemos con el grupo de indignados y los jóvenes que dicen ¡Ya basta!; y nos ponemos de pie y damos la cara y exigimos el respeto a los derechos. Este es un signo de esperanza en medio del terror. No nos vamos a doblegar y el caminar de ustedes, los pasos valientes de compañeros y compañeras que vienen desde Sudamérica, desde las acciones que hacen los y las compañeras también en Centroamérica y la movilización que hay en todos los estados, para nosotros es un signo de esperanza. Queremos rescatar esto como parte importante y fundamental para construir otro México, para construir la historia de otra manera. Creemos que no podemos y no vamos a tolerar que la corrupción se instale y permanezca como sistema; el seudo estado democrático que vivimos lo único que busca es consolidar los intereses y los poderes de quienes ostentan actualmente el

poder formal. Vamos a construir un nuevo modo de poder y ejercer el poder de vivir la justicia.

Varios compañeros y compañeras nos pidieron hablar en esta tribuna, son muchas voces las que se levantan, la simulación invade nuestro territorio, reformas y reformas, discursos y discursos de las autoridades diciendo vamos a reformar el estado democrático, vamos a pedir la participación de la sociedad civil y se cierran los espacios de sociedad civil. Hay grupos de abogados aquí en Coahuila que pugnan por hacer propuestas y contribuir a un nuevo sistema de justicia, y pese a los discursos, los espacios no se abren. Hay compañeros que luchan por los derechos de los más marginados como los derechos de los pueblos indígenas que también transitan en nuestro territorio y que dignamente resisten y abren sus puertas para dar acogida a los hermanos indígenas que tienen que estar sufriendo aquí en estos pueblos y que su resistencia también se ve negada, se ve opacada, pero su esperanza y su testimonio nos hace fuerte en los pequeños signos de resistencia que estamos haciendo.

Aquí en Coahuila somos pocos los organizados, pero somos esa semilla de pequeño resto de esperanza y de pequeño resto revolucionario. Ahora, desde el norte, desde la tragedia, desde el terror, nos estamos movilizando; y desde acá vamos a hacer un proceso y nos vamos a sumar a sus pasos también para vivir la dignidad y la soberanía que radica en nuestro pueblo; no podemos permitir que los malos gobiernos sigan apostando por su proyecto de muerte; nuestro proyecto es de vida y porque es de vida aquí estamos, aquí buscamos, aquí construimos, y aquí caminamos con todos ustedes y esperamos que pronto podamos ver la anhelada justicia, la verdadera democracia y que todos podamos vivir en condiciones de dignidad.

Coahuila y el noreste los necesita también compañeros, estamos de verdad en una situación terrible y los necesitamos solidarios y también los necesitamos caminando junto con nosotros; queremos caminar con ustedes y queremos ser signos de esperanza y de vida pese al terror y a la muerte a la que nos están sometiendo. Muchas gracias por compartir su caminar y vamos a seguir sumando mas y más pasos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: