Comunicado de prensa Casa del Migrante Saltillo por caso: Hospital General de Saltillo

Comunicado de Prensa

Caso: Hospital General de Saltillo

Saltillo Coah., a 20 de agosto 2012

A los medios de comunicación
A la opinión púbica
A las autoridades competentes

El día 16 de agosto, del presente año, el señor Jorge Luis Alvarado Rosales fue internado en el Hospital General de Saltillo para ser operado por presentar una hernia Inguinal que pone en riesgo en vida.

Conforme a la Nueva Ley de Migración que posibilita la atención médica de todas las personas migrantes sin la necesidad de dar aviso a la autoridad migratoria, el Hospital General de Saltillo, luego de diversas gestiones, accedió a dar el servicio y programó la cirugía con un tiempo de espera de casi dos meses.

La cirugía programada para las 8:00 am fue suspendida por falta de material en el quirófano y no se dieron instrucciones de lo que ocurriría con el paciente hasta después de las 13:30 p.m. por la intervención de personal de Casa del Migrante de Saltillo, quién solicitó al médico Miguel Hernández diera las instrucciones al personal la cual era una reprogramación para el día siguiente.

La tarde del día 16 de agosto empezaron los malos tratos y las humillaciones para el migrante hondureño señor Jorge Luis Alvarado; al conocer su nacionalidad extranjera lo presionaron de tal modo que lo obligaron a abandonar el hospital luego de cinco horas y media de atentar contra su dignidad.

A la 1:30am, luego de vestirlo con ropa de uso de quirófano lo sacaron “como un perro a la calle”, adjetivo que usó el migrante para describir la situación.

Desde esa misma mañana solicitamos una explicación al personal del Hospital General, quienes desde el principio empezaron a caer en contradicciones mientras aceptaban la “desaparición” del expediente clínico. Parte del personal nos informaba que lo habían trasladado en la ambulancia una vez suspendida la operación, otros mas decían que ya estaba dado de alta luego de la cirugía, mientras otros más decían que simplemente “ya no estaba” . Por su parte, el director del hospital señor Saúl Guillén Navarro, comentó, según la reportera Iveth Hernández, que el migrante por miedo a ser deportado había abandonado el hospital sin avisar.

La Casa del Migrante de Saltillo se solidariza una vez mas con la comunidad y a través del apoyo a las personas migrantes hace evidente prácticas violatorias a los derechos humanos con el fin de construir un estado que brinde bienestar para todos y todas.

En esta ocasión, el caso del señor José Luis Alvarado Rosales es muestra de un problema serio en el Sistema de Salud del estado de Coahuila, pues las prácticas discriminatorias y violatorias de los derechos humanos no son accidentales, sino son muestras de deficiencias estructurales que deberán cuestionar y reorientar a todos los servidores que tienen la función obligatoria de administrar los recursos públicos para mejorar la forma y la calidad de vida de todos.

Invitamos al Gobierno del estado, al Sector Salud de Coahuila y al Hospital General de Saltillo a reflexionar y tomar este lamentable hecho como una oportunidad de análisis profesional de todas las prácticas que se dan en sus centros y exigimos, en nombre de los afectados/as, se den transformaciones profundas que mejoren los servicios que prestan.

En este caso particular, es necesario estudiar las formas de reparación del daño, pues el señor Jorge Luis Alvarado Rosales, con temor fundado, no está dispuesto a regresar el hospital y no tiene confianza de poner su salud y su vida en manos del personal de dicha institución.

Qué encontramos en este caso. Encontramos que faculta para una queja ante la CDHEC.

1. Incumplimientos de la Normal Oficial Mexicana. Numeral 5.1 NOM 168SSA1 1988 sobre el cuidado del expediente médico.

2. Violaciones a la Ley General de Salud y NOM 168 SSA1 1998 sobre manejo de expedientes clínicos.

3. Falta de complimiento obligatorio para México del caso Albán Cornejo v.s. Ecuador desde noviembre del 2007 emitida por la CoIDH. Por expediente médico.

4. Vulneración de los derechos de protección a la salud de la Constitución Política de Los Estados Unidos Mexicanos.

5. Faltas al artículo 4 de la Convención Americana de Derechos Humanos respecto a la obligación de los estados a garantizar vida y salud.

6. Faltas al cumplimiento de visión, misión y valores de la Secretaría Salud de Coahuila.

7. Violaciones a la ley de responsabilidad de los servidores públicos.

8. Existen elementos de existencia de tortura en el caso del Sr. Jorge Luis Alvarado CONVENCION CONTRA LA TORTURA, ONU, 1984 “…se entenderá por el término tortura todo acto por el cual se inflija intencionalmente a una persona dolores o sufrimientos graves, ya sean físicos o mentales, con el fin de obtener de ella o de un tercero información o una confesión, de castigarla por un acto que haya cometido o se sospeche que ha cometido, o de intimidar o coaccionar a esa persona o a otras, o por cualquier razón basada en cualquier tipo de discriminación, cuando dichos dolores o sufrimientos sean infligidos por un funcionario público u otra persona en el ejercicio de funciones públicas, a instigación suya, o con su consentimiento o aquiescencia. …”

Atentamente

Equipo Casa del Migrante de Saltillo

Juan de Erbaez 2406 Landín
Contacto: 844 255 61 27
Alberto Xicotencatl
Comunicado de Prensa Casa del Migrante de Saltillo (Lectura)

———————————————————————————————————————————

Saltillo Coahuila a 19 de agosto del 2012

A los medios de comunicación
A la comunidad
A las autoridades competentes

Por este medio queremos hacer de su conocimiento del caso del señor Jorge Luis Alvarado Rosales, migrante hondureño al que le fueron violados gravemente sus derechos humanos.

1. Luego de diversas gestiones desarrolladas desde los primeros días de junio del presente año por el Coordinador del área de Salud Mental de la Casa del Migrante de Saltillo Lic. Eduardo Calderón Domínguez, el día 16 de agosto, alrededor de las 7:30 a.m. Jorge Luis Alvarado Rosales (en adelante el afectado), migrante Hondureño de 24 años de edad, fue ingresado al Hospital General para ser operado de una Hernia Inguinal.

2. A las 7:50 am el Lic. Eduardo Calderón firmó con su rúbrica la hoja de ingreso del hospital y le fue entregada la ropa del afectado (pantalón, calcetines, playera y zapatos).

3. A rededor de las 8:00 a.m. del mismo día, comenzó la preparación para la cirugía y luego de esto, ingresaron al afectado a la sala de Urgencias en espera de la instrucción de quirófano para recibirlo y ser intervenido.

4. A las 8:30 de la mañana el personal le dijo al Lic. Calderón que la cirugía duraría entre 1 y 2 horas y pidió que en ese tiempo regresara para ver al paciente pero que estuviera al pendiente por si se ofrecía algo.

5. A las 11:30 el Sr. Calderón regresó para preguntar el estado del paciente, pero encontró al afectado aún en urgencias.

6. Personal de urgencias le dijo al Lic. Calderón que la operación no se había desarrollado porque no existía ropa de quirófano, pero en cuanto la ropa llegara se ingresaría de inmediato.

7. La espera siguió y a la 1:00 p.m. personal de urgencias pidió al Lic. Calderón buscar al Dr. Miguel Hernández pues ellos no tenían ninguna instrucción de qué hacer con el paciente.

8. A la 1:10 el Lic. Calderón estaba con la secretaria del Dr. Miguel Hernández quien le dijo que el Dr. Hernández ya no se encontraba en el hospital y que regresaba hasta el día siguiente.

9. Cerca de las 1:15 p.m. el Lic. Calderón buscó al Subdirector Alcocer, para preguntarle que es lo que procedía puesto que el paciente llevaba varias horas en ayuno y era necesario que se dictaran instrucciones pues al hospital no sabía que hacer.

10. El Subdirector Alcocer desconocía la situación y dio el teléfono particular del doctor Miguel Hernández y se le marcó a las 13:37 La hora de la llamada entrante está guardada en el teléfono celular.

11. El Dr. Miguel contestó la llamada y argumentó que no había ropa en el quirófano y que por esa razón se tenía que esperar hasta el día siguiente para la cirugía y se le

pidió al Dr. Miguel que diera las instrucciones al personal del hospital pues no sabían qué hacer con el afectado. El Dr. Miguel dijo enviaría a un residente a dar las instrucciones correspondientes al área de urgencias.

12. A las 2:00 pm. el Lic. Eduardo Calderón dejó al Señor con un amigo de la casa del migrante, al cuidado del afectado y este segundo se retiró antes de las 3 de la tarde, hora en la que ingresa a trabajar.

13. El afectado aún se quedó en espera asumiendo que las instrucciones ya habían sido dadas al personal de urgencias, pero a partir de las 20:00 hrs, el afectado comenzó a recibir amenazas por parte del personal de Urgencias diciéndole que no sería intervenido ni ese día, ni el siguiente; que “si hubiera hecho su cita desde 2011 quizá lo operaran pero de otra manera no”, y que “mejor se fuera a comer algo a su casa porque ahí no le iban a dar nada y volviera otro día a consulta a ver si lo operaban”.

14. Después de las 20:00 hrs. el personal le dijo que la máquina con la que lo operarían se había descompuesto y volvieron a presionarlo para que se fuera del hospital.

15. Luego de esto, aproximadamente a las 20:30 p.m. el afectado escuchó cuando el personal de urgencias dijo “es un centroamericano, hay que sacarlo”

16. Alrededor de las 21:00 hrs. llegaron a tomarle los datos al afectado para ingreso al día siguiente a cirugía por una hernia, pero luego rectificaron y le dijeron que esa operación era para la paciente de al lado. El afectado cuestionó el argumento del aparato descompuesto preguntando el porque iban a operar a una mujer del mismo mal si el aparato tenía que repararse. A esta pregunta el personal no respondió nada.

17. Las amenazas duraron aproximadamente hasta la 01:30 am del día siguiente, cuando el personal decide definitivamente que le pedirían al afectado que se retirara.

18. El afectado dijo que no podía irse y que no traía ropa ni dinero, ya que el personal de Casa del Migrante de Saltillo se la había llevado mientras duraba la cirugía; al escuchar esto, el personal de Urgencias del Hospital General se limitó a darle la ropa de uso médico en quirófano y le exigieron que se retirara.

19. El afectado comentó que no tenía a donde ir a esa hora de la noche y que no tenía dinero, el área de urgencias le dijo que ellos no podían hacer nada pues la ambulancia del hospital general estaba muy ocupada y no podría llevarlo, así que mejor se fuera.

20. El personal de urgencias del hospital general vio la ropa del afectado y al darse cuenta que era evidente que reconocerían que salía del hospital le cambiaron la parte superior por una camisa color azul.

21. El afectado suplicó que llamaran al Lic. Calderón de quien tenía su celular, los servidores públicos del área de urgencias dijeron que sólo marcarían a los teléfonos de la Casa del Migrante de Saltillo pero el afectado les dijo que a esa hora de la noche ya todos estarían dormidos y los teléfonos no los contestarían y volvió a suplicar que llamaran al Lic. Calderón, pero le contestaron que seguramente solo quería gastarles su saldo llamando a un celular y que no lo iban a hacer.

22. Con esta “ropa” le exigieron por última vez al afectado que saliera del hospital de tal forma que lograron su sometido y en con clara humillación y afán de burla le dijeron de manera textual “gracias por comprender”.

23. Minutos más tarde el personal vio que el afectado estaba sentado junto a la puerta y le fueron a decir que se fuera de ahí, que se fuera lejos pues los iban a regañar.

24. El afectado empezó a pedir dinero y fue gracias al apoyo de la gente que pudo pagar un taxi para llegar nuevamente a la Casa del Migrante, entre las 4:30 y 5:30 a.m. y una mujer que fue testigo de los hechos le comentó que está dispuesta a declarar en caso pertinente.

25. Al día siguiente el amigo de la casa del migrante llegó a ver al afectado a las 6:30 am al área de urgencias, donde le dijeron que el paciente había sido dado de alta.

26. En ese momento, el Sr. Lugo le llamó al celular al Lic. Calderón para preguntarle del estado de salud del afectado, pero el Lic. Calderón que se encontraba en su domicilio

particular se dirigió a la Casa del Migrante de Saltillo.

27. El Sr. Lugo siguió preguntado en el hospital sobre la salida del afectado y le terminaron diciendo que el mismo hospital lo había llevado en una ambulancia hacia la Casa del Migrante.

28. A las 7:30 de la mañana una vez que el Lic. Calderón entrevistó al afectado y conoció de los hechos, se fue junto con él, de regreso al hospital y ver al medico.

29. El afectado se quedó esperando al médico afuera de su consultorio mientras el Lic. Calderón se dirigió al área de urgencias a preguntar sobre el caso y le dijeron que sólo había dos pacientes que el afectado no se encontraba.

30. El personal del urgencias buscó en la libreta de ingresados y aparecía el nombre del afectado como en observación y no aparecía escrito “alta”.

31. Al no poder dar razón de la salida del afectado, enviaron al Lic. Calderón al área de enfermería quienes tampoco supieron de su paradero y a preguntar por el expediente, éste lo habían desaparecido. Hasta las 11 de la mañana, el expediente fue buscado en urgencias, en trabajo social, en enfermería y no nunca apareció. (Temiendo que a raíz de esta queja se fabrique un expediente).

32. Entre las 8:40 y 9:30 el médico llegó, se le comentó el caso, quien mostró desaprobación al hecho con su rostro y reprogramó la cirugía para el lunes 27 de agosto.

Por esto es urgente:

‐ Comisión Estatal de Derechos Humanos empiece investigación por queja contra el Hospital General de Saltillo

‐ La Dirección para Promover la Igualdad y prevenir la discriminación en el Estado de Coahuila inicie investigación de oficio.

‐ Se inicie una reingeniería institucional para revisar, modificar y garantizar prácticas con perspectiva de ddhh´s y no discriminatorias el interior del Hospital General.

‐ Se repare el daño a la brevedad posible.

‐ Se sancione a todos y cada uno de los funcionarios que se acredite algún tipo de responsabilidad en este hecho.

Atentamente

Equipo Casa del Migrante de Saltillo

Contacto
Alberto Xicotencatl Carrasco
(844) 2 55 61 27
Comunicado Casa del Migrante Saltillo (Detalles)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: