No hay interés por la Ley General de Víctimas: FUNDEM

María Aranzazú Ayala

México.- El 9 de enero se firmó la Ley General de Víctimas, momento en el que el presidente Enrique Peña Nieto dio instrucciones al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, para que comenzara a contactar y entablar diálogos con los familiares de desaparecidos, entre los que se acordó un encuentro con la organización Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en México (FUNDEM) para el miércoles 16 de enero.

La noche del martes 15 los miembros de FUNDEM recibieron la notificación de que “no había disponibilidad de agenda”, a pesar de que la reunión se había concretado con anterioridad. Cabe señalar que los familiares tuvieron que viajar de varios lugares de México y hasta de Centroamérica, haciendo un esfuerzo para reunirse con las autoridades.

Las víctimas se reunieron este miércoles e hicieron público un mensaje con su postura por la falta de atención del gobierno, en el cual denunciaron falta de voluntad política en la mayor parte de los estados –salvo en Coahuila, donde se está iniciando un proceso–.

Funden acusó a las autoridades por no demostrar capacidad ni voluntad de rencontrar a las víctimas, hacer justicia y reparar el daño de las víctimas, que son más de 150 mil personas afectadas de manera directa. La mayor urgencia son los desaparecidos, pues la mayoría, como señala FUNDEM, “se ejecutan con la tolerancia o anuencia del Estado mexicano, lo que las coloca en una suerte de desaparición forzada estructural”.

Los familiares de las víctimas cuestionan la palabra de Peña Nieto y el compromiso del secretario de Gobernación de atenderlos, y expresaron su inconformidad con la postura de la Federación de cerrar la puerta al diálogo. “La administración panista no cayó a tan bajo nivel de pretextar que su agenda estaba apretada ¿Esta va a ser la norma de la nueva administración, citarnos, tomarnos la foto y dar notas mediáticas de promesa de búsqueda para luego cerrarnos la puerta y la agenda?”. 

Desde la semana pasada el nuevo gobierno federal inició dos encuentros con las víctimas del que llaman “sexenio de la barbarie” de Felipe Calderón; en la segunda reunión Osorio Chong aseguró que durante su gestión los familiares no tendrían que hacer huelgas de hambre para entrar a la Segob, con lo que dio a entender que las víctimas se tratarían preferencialmente.

Ante la falta de justicia para los miles de casos de desaparecidos, FUNDEM declaró que en el país no hay un Estado de derecho, y esperan que esto cambie para que finalmente “la vigencia de los derechos humanos pueda ser una realidad en nuestro país.”

La realidad actual es preocupante para los activistas, pues durante los últimos 45 días -los primeros de la administración de Peña Nieto- la violencia ha aumentado. FUNDEM quiere ponerse en contacto con el nuevo gobierno para presentarle sus propuestas, basadas en la propia experiencia de los familiares, para que se atienda de mejor manera el terrible fenómeno de las desapariciones.

Fuente: http://t.co/NA6FtqaJ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: