¿VIERON LA LUNA?

NUESTRA APARENTE RENDICIÓN

100619_Torreon_Hector_Armando_Tapia_OsolloHéctor:

Hoy 19 de junio del 2013 se cumplen tres años de tu desaparición forzada.

Fue tan rápido el golpe, fue tan rápido que no te pude abrazar; no sé qué querían, solo entraron diciendo que eran federales pidiendo información y que si no cooperabas te mataban, que si salía bien, tú estarías bien…

Dejé la casa durante un año cuatro meses, pero todos los días, después de buscarte en la Cruz Roja, hospitales, llegaba a nuestra casa a ver si llamabas o si alguien te había visto.

Regresamos porque, a pesar del miedo, queremos estar en casa por si llegas.

Para nosotros todo cambió: la familia en reuniones siempre te recuerda, estás presente; mis sobrinos han soñado que regresas y que, como siempre, hay fiesta y cantos (ya no los hay). Tu voz en Navidad se extraña; todos cantan desafinados, da lo mismo quién sale a pedir posada. No estás para brillar con tu voz.

Nuestra hija te extraña mucho. Va muy bien, estudiando. Aprendió a andar en camión, insiste en que las papas no me quedan como a ti, en que la salchicha para hotdog se parta a la mitad. 

Un día después de regresar de buscarte fui a recogerla al lugar en el que la cuidaban, yo iba llorando mucho, ya sabes, y dieron las ocho. Ella me tomó de la mano y me dijo: “Mamá, son las ocho. Mi papá piensa en nosotros”, y rezamos un padre nuestro.

¿Recuerdas cuando no había celulares? Me decías: “¿De quién es la luna?”, yo contestaba: “Mía”, y tu decías: “No. Es mía, tuya y de mi hija”… Y me decías: “A  las ocho, sal y enséñale la luna a mi hija y dile que su papá la ve en ese mismo momento y que piensa en ustedes”.

Cada vez que salíamos lo hacíamos. Después, cuando ya tenías celular, llamabas y nos decías: “¿Vieron la luna?”

Bueno, mi Héctor, aún salimos a verla, la buscamos dondequiera que estemos. Y cuando no la vemos, sabemos que ahí está, escondida, y le pedimos señales al Universo para que alguien que nos diga:

¿Por qué? ¿Dónde estás? ¿Qué te hicieron? ¿Por qué nos destruyeron?

Ya ves mi dicho: “Sigo caminando por la vida porque volar no puedo”. Me preocupa mucho que te hayan lastimado. Lo pienso y lo alejo de mi mente. Mucha gente te busca… He conocido gente muy valiosa que comparte tu foto y tu historia.

Y sigo repitiendo que trabajabas en Dursa (Desarrollos Urbanos Rime Rigoberto Mena Abraham S.A.), que fuiste gerente durante ocho años, que estabas construyendo la Planta Tratadora La Minzita, en Morelia, Michoacán. Que el jefe del Organismo Operador de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Morelia (OOAPAS) era Luis Calderón Hinojosa… Tal vez quieran saber algo de esa información.

Te extrañamos. En nuestro Universo eres el mejor padre que nuestra hija  pudo tener; yo me volvería casar contigo.

Te llevaron de mí, de nuestro hogar, como decir: “Mira, sabemos dónde está tu familia…” Perdóname si te sigo buscando. No quiero ponerte en peligro, pero necesito saber de ti. Fueron 23 años a tu lado.

Sigo poniendo en la balanza nuestra vida y gana el maravilloso ser que eres.

Cuídate mucho hasta que nos volvamos a ver.

Tu esposa

Luna Teresa Mireles

(A tres años de la desaparición de Héctor  Armando Tapia Osollo)

Fuente: http://nuestraaparenterendicion.com/index.php/estamos-haciendo/canto-a-su-amor-desaparecido/item/1817-%C2%BFvieron-la-luna#.UcJzYPnrx21

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: