Declaración de clausura del Foro Internacional sobre Desapariciones Forzadas

Declaración de Saltillo

Sobre desapariciones forzadas en México

7 de junio de 2013, Saltillo, Coahuila.

Fuerzas Unidas por nuestros Desaparecidos en Coahuila (FUUNDEC), el Gobierno de Coahuila, el Grupo Autónomo de Trabajo de Coahuila, y diversas instituciones han convocado a un foro internacional sobre este tema. En el seno de la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad Autónoma de Coahuila, especialistas internacionales, organizaciones civiles, familias afectadas, instancias públicas e internacionales, analizaron la problemática desde la perspectiva internacional y de los derechos humanos para generar acuerdos que aceleren la atención y el esclarecimiento inmediato de las desapariciones en México.

Los participantes en este Foro declaramos que:

Las desapariciones forzadas e involuntarias han estado presentes en América Latina desde al menos medio siglo atrás, de una manera persistente y sistemática: Argentina, Chile, Perú, Guatemala, El Salvador, Honduras y México, son algunos ejemplos de ello. En ese periodo histórico decenas de miles de personas han sido víctimas de este crimen de lesa humanidad. En nuestro país, las desapariciones se han convertido en una situación grave al grado de poder afirmar que nos encontramos ante una emergencia humanitaria, fruto de lo que bien podría empezar a definirse como un conflicto armado interno. Las cifras de las desapariciones –siempre inciertas- oscilan entre las 24mil y las 70mil víctimas. En el caso de los migrantes, las cifras son aún desconocidas.

Esta emergencia humanitaria es multifactorial, y Los perpetradores actúan sin distingo de competencias ni jurisdicciones, trasladando rápidamente y a grandes distancias a sus víctimas mediante equipos de acción inmediata para operar sus crímenes. Frente a esto, el Estado permanece inerte, y en el mejor de los casos su desempeño se reduce en una atención mínima y deficiente. 

En suma, la acción de los perpetradores parece omnipotente e impune y la reacción del Estado, recién inicia. La Comisión Nacional de los Derechos Humanas ha informado que tiene identificados 2443 casos de desapariciones forzadas, de un universo de 24,800 casos de desapariciones generales. El Estado mexicano no ha respondido satisfactoriamente respecto de la protección o restitución de los derechos de las víctimas, del derecho a la verdad y a la justicia. Por lo anterior, ante la emergencia humanitaria y la falta de respuesta del Estado, las familias han retirado la confianza a la autoridad, y esta tiene que hacer un esfuerzo claro y concreto para restituirla.

En las mesas de trabajo se desarrollaron líneas y conclusiones de trabajo en materia de búsqueda efectiva, investigación criminalística, armonización legislativa y atención integral; Los participantes llegaron a conclusiones derivadas de un consenso delineado por el cruce de ideas, mismas que formarán parte anexa de la presente Declaración.

Las familias organizadas han reafirmado su ánimo para colaborar con las autoridades, en la búsqueda e investigación de los desaparecidos, para mejorar el marco legal y para que los programas de atención integral se formulen con base en sus propias y urgentes necesidades. A lo largo de varios años, las familias han investigado sobre el paradero de sus desaparecidos(as), labor que corresponde en principio al Estado, pero que debe ser considerada como insumo fundamental para continuar en los procesos de búsqueda e investigación.

Por todo lo anterior, urgimos al Estado mexicano para que asuma –con medidas concretas- que es tiempo ya de la búsqueda efectiva y de la investigación científica de todos los casos de desaparición, esclareciendo lo sucedido y llevando a los responsables ante la justicia.

Archivo en PDF: Declaración de clausura del Foro Internacional sobre Desapariciones Forzadas

Sobre desapariciones forzadas en México7 de junio de 2013, Saltillo, Coahuila.Fuerzas Unidas por nuestros Desaparecidos en Coahuila (FUUNDEC), el Gobierno de Coahuila, el Grupo Autónomo de Trabajo de Coahuila, y diversas instituciones han convocado a un foro internacional sobre este tema. En el seno de la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad Autónoma de Coahuila, especialistas internacionales, organizaciones civiles, familias afectadas, instancias públicas e internacionales, analizaron la problemática desde la perspectiva internacional y de los derechos humanos para generar acuerdos que aceleren la atención y el esclarecimiento inmediato de las desapariciones en México.Los participantes en este Foro declaramos que:Las desapariciones forzadas e involuntarias han estado presentes en América Latina desde al menos medio siglo atrás, de una manera persistente y sistemática: Argentina, Chile, Perú, Guatemala, El Salvador, Honduras y México, son algunos ejemplos de ello. En ese periodo histórico decenas de miles de personas han sido víctimas de este crimen de lesa humanidad. En nuestro país, las desapariciones se han convertido en una situación grave al grado de poder afirmar que nos encontramos ante una emergencia humanitaria, fruto de lo que bien podría empezar a definirse como un conflicto armado interno. Las cifras de las desapariciones –siempre inciertas- oscilan entre las 24mil y las 70mil víctimas. En el caso de los migrantes, las cifras son aún desconocidas.Esta emergencia humanitaria es multifactorial, y Los perpetradores actúan sin distingo de competencias ni jurisdicciones, trasladando rápidamente y a grandes distancias a sus víctimas mediante equipos de acción inmediata para operar sus crímenes. Frente a esto, el Estado permanece inerte, y en el mejor de los casos su desempeño se reduce en una atención mínima y deficiente.En suma, la acción de los perpetradores parece omnipotente e impune y la reacción del Estado, recién inicia. La Comisión Nacional de los Derechos Humanas ha informado que tiene identificados 2443 casos de desapariciones forzadas, de un universo de 24,800 casos de desapariciones generales. El Estado mexicano no ha respondido satisfactoriamente respecto de la protección o restitución de los derechos de las víctimas, del derecho a la verdad y a la justicia. Por lo anterior, ante la emergencia humanitaria y la falta de respuesta del Estado, las familias han retirado la confianza a la autoridad, y esta tiene que hacer un esfuerzo claro y concreto para restituirla.En las mesas de trabajo se desarrollaron líneas y conclusiones de trabajo en materia de búsqueda efectiva, investigación criminalística, armonización legislativa y atención integral; Los participantes llegaron a conclusiones derivadas de un consenso delineado por el cruce de ideas, mismas que formarán parte anexa de la presente Declaración.Las familias organizadas han reafirmado su ánimo para colaborar con las autoridades, en la búsqueda e investigación de los desaparecidos, para mejorar el marco legal y para que los programas de atención integral se formulen con base en sus propias y urgentes necesidades. A lo largo de varios años, las familias han investigado sobre el paradero de sus desaparecidos(as), labor que corresponde en principio al Estado, pero que debe ser considerada como insumo fundamental para continuar en los procesos de búsqueda e investigación.Por todo lo anterior, urgimos al Estado mexicano para que asuma –con medidas concretas- que es tiempo ya de la búsqueda efectiva y de la investigación científica de todos los casos de desaparición, esclareciendo lo sucedido y llevando a los responsables ante la justicia.Se anexan las propuestas y recomendaciones de los grupos de trabajo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: