Comunicado: Tercera Marcha de la Dignidad Nacional

10 de mayo de 2014

Ante la emergencia humanitaria de las desapariciones en México, decenas de miles de familias nacionales y extranjeras hemos sido irreparablemente afectadas y nos hemos volcado a buscar e investigar sobre la suerte o el paradero de nuestros hijos e hijas.

Según la Secretaría de Gobernación, hasta febrero de 2013, se contaban 26,121 personas desaparecidas. En mayo de 2013, Christof Heyns, relator especial de ejecuciones extrajudiciales de la ONU recordó que la propia autoridad reconocía 102,696 homicidios en el sexenio de Calderón (es decir, un promedio de 1426 víctimas por mes). El semanario Zeta, publicó en marzo pasado que tras 14 meses de la actual gestión federal, contaban 23,640 homicidios (o sea, en promedio, 1688 al mes), superando la incidencia del sexenio pasado. Por su lado, el Secretario de Gobernación “decretó” el 21 de febrero pasado que: “El primer compromiso que hizo el Presidente el 1 de diciembre de 2012 era que la violencia tenía que disminuir”. Y esa violencia –afirmó- “ha disminuido a la mínima expresión”. Nosotras afirmamos que esto no corresponde a la realidad.

Hasta el día de hoy, desconocemos si la lista dada a conocer por la Secretaría de Gobernación ha sido actualizada; desconocemos el número de víctimas de desaparición en la actual gestión presidencial; ignoramos si el Presidente de la República ha expresado alguna opinión sobre las desapariciones, condenándolas por ejemplo. Tampoco sabemos de alguna expresión parecida por parte del Procurador o del Secretario de Gobernación, quien señaló en mayo de 2013 que la lista de personas desaparecidas, estaba siendo depurada, y que la cifra iba a bajar muchísimo.  

Finalmente, en una revisión del primer informe de gobierno de Peña Nieto, no pudimos ver ningún reporte de políticas públicas o presupuestales, para atender de manera estructural la emergencia, que afecta profundamente el presente nacional y que compromete el futuro de toda la Nación.

Declaramos que las desapariciones en México no están siendo atendidas con el esmero que demandamos. Que no vemos la coordinación básica entre los tres niveles de gobierno. Que desconocemos el número total de personas desaparecidas hasta el día de hoy. Que no sabemos cuántas personas ha localizado el Estado mexicano. Que no entendemos por qué el Gobierno Federal se empeña en decir que muchas desapariciones competen a la autoridad local, cuando las víctimas pueden estar en cualquier lugar de la República, o del extranjero, lo que hace imprescindible la coordinación desde las autoridades federales.

Por ello, demandamos un encuentro inmediato entre el Secretario de Gobernación y el Procurador General de la República, con una comisión de Familias, para exponer nuestra opinión sobre las insuficiencias referidas, y para dar oportunidad a los más altos responsables de la Política Interior y de Procuración de Justicia, de explicar los resultados que consideren pertinentes, sobre las desapariciones en todo el territorio nacional.

También, nos dirigimos a la Comisión de Derechos Humanos del Senado de la República para que analice la pertinencia de crear una Comisión para las Personas Desaparecidas. Es tiempo ya de que el Senado pida cuentas sobre nuestro drama. Es tiempo de que el Procurador General de la República conteste los cuestionamientos que el Pueblo tiene, a través de sus representantes populares; tiempo, de que el Secretario de Gobernación nos explique el alcance y resultado de sus funciones en torno a las desapariciones.

Una Comisión así tendría el objeto de pedir cuentas, considerando las recomendaciones que el Grupo de Trabajo de la ONU sobre Desaparición Forzada o Involuntaria de Personas ha hecho en su informe de 2012 para México. También podría realizar las armonizaciones legislativas urgentes, de cara a un futuro inminente que pedirá cuentas sobre qué hizo el Estado mexicano ante la Emergencia Nacional de las desapariciones.

¡Y porque no descansaremos, hasta dar con nuestros hijos e hijas desaparecidas!

Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en México
Familias de 15 estados de la República

Red Verdad y Justicia
(México y Centroamérica)

Comité de Familiares de Migrantes Fallecidos y Desaparecidos de El Salvador, Comité de Familiares de Migrantes Desaparecidos de El Progreso (Honduras), National Alliance of Latin American and Caribbean Communities (EEUU), Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho, Posada del Migrante Belén, Frontera con Justicia (México)

CO-CONVOCANTES

Centro Diocesano para los Derechos Humanos Fray Juan de Larios (Saltillo, Coahuila)| Centro de Derechos Humanos Juan Gerardi (Torreón, Coahuila) | Casa del Migrante de Saltillo (Saltillo, Coahuila) | Centro de Derechos Humanos Victoria Diez (León, Guanajuato) | Centro de Derechos Humanos de las Mujeres (Chihuahua, Chihuahua) | Centro de Derechos Humanos Paso del Norte (Cd. Juárez, Chihuahua) |Comité de Familiares de Personas Detenidas Desaparecidas en México (Morelia, Michoacán) | H.I.J.O.S. México (México, D.F.) | Red de Madres en Busca de sus Hijos (México D.F.) |Cause Ciudadano (México, D.F.) | Instituto de Acción Ciudadana (México D.F.) | Red Retoño (México D.F.) | Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad | Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casa (San Cristóbal de las Casas, Chiapas)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: